Diario Sur

Una nueva oportunidad de negocio
Una nueva oportunidad de negocio / V.M.

Los 'laboratorios' de la castaña

  • Una cooperativa del Valle del Genal la comercializa deshidratada y molida, en harina

  • La zona, principal productora andaluza, apenas fabrica elaborados a base del fruto de otoño

Se calcula que en el Valle del Genal hay alrededor de 4.000 hectáreas de castaños (en torno a 300 también en Yunquera, en la Sierra de las Nieves). Este paraje de la Serranía de Ronda es el principal productor de castañas en Málaga y en Andalucía y el tercero en España, por detrás de Galicia y El Bierzo y, sin embargo, apenas transforma el esperado fruto de otoño. Cada año, del Genal salen varios millones de kilos (dependiendo de la cosecha) y lo hacen prácticamente del campo a los camiones. Se venden en el territorio nacional pero también a países como Italia.

En los últimos meses, el Valle ha alumbrado iniciativas de emprendedores encaminadas a la producción de harina de castaña y del fruto deshidratado, una nueva oportunidad de negocio que puede redundar en el desarrollo económico de la zona, especialmente deprimida en este sentido, sin muchas industrias y con los pueblos más pequeños de la provincia en cuanto a número de habitantes se refiere. En situación similar estaría el corcho. La comarca, especialmente Ronda y Cortes de la Frontera, dispone de amplías superficies de alcornocales y cada verano el tejido que recubre estos árboles sale de los montes para ser vendido a compradores que lo transforman en otros lugares, sin generar aún más riqueza en el origen más allá de los jornales, que no son pocos, que conllevan la saca o extracción y las tareas de mantenimiento del monte.

El Ayuntamiento de Pujerra ha construido una fábrica para trabajar la castaña cuya gestión se ha adjudicado, durante tres años, a un joven de la localidad. Al parecer, ésta no funcionará esta campaña y sí así otra fábrica que han desarrollado los socios de una cooperativa de Parauta, la Cooperativa Castañas Genal. “La idea surgió para aprovechar las castañas de menor calibre, que no se venden para consumo fresco, y que cada año recogemos y que se destinaban a la venta para alimentación del ganado”, explicó Diego Guerrero, presidente de dicha cooperativa que, con la cosecha ya casi terminada, estimó que de la nueva fábrica saldrán alrededor de 20.000 kilos de castañas deshidratadas.

“Somo alrededor de 40 socios que decidimos, mediante el esfuerzo de cada uno, afrontar la inversión para diversificar la actividad de la cooperativa”, subrayó Guerrero que explicó que la iniciativa no ha contado con ninguna ayuda pública. Hasta el momento, casi toda la producción está vendida a clientes de la zona y también de países del extranjero, como Suiza. “Hay un panadero local que hace pan de castañas con chocolate”, comentó. El precio por el kilo de harina de castaña se sitúa, dependiendo de la cosecha, entre 12 y 14 euros. Su uso, mucho más frecuente en las gastronomías del norte de España y países como Francia e Italia (en Andalucía, en general, no se estila), se concreta en la elaboración de dulces, flanes y guisos, entre otros. Además, se trata de un producto apto para celíacos al no contener gluten.

Guerrero destacó el uso de castaña del Genal en sus elaboraciones, que se venderán bajo el nombre de 'El bosque comestible', rechazando, por tanto, la compra del fruto de otras zonas. “Apostamos por la castaña del Genal. Incluso, el cultivo del castaño requiere una gran cantidad de poda y la madera y los restos los utilizamos como fuente de energía para el secado de la castaña”, comentó. El proceso que sigue el fruto consiste en el secado, pelado, selección manual, molido, tamizado, envasado y etiquetado. “El rendimiento que hemos obtenido es mayor del esperado y el sabor, muy bueno. La castaña ha estado muy soleada”, puntualizó y añadió que costó, en principio, convencer a muchos socios, sobre la nueva línea de negocio.

En el Valle del Genal, además de esta cooperativa de Parauta, existen otras como la de Pujerra y Jubrique; almacenes privados, como en Igualeja; y empresas, como 'La Molienda Verde', en Benalauría, que elabora productos como mousse, crema y mermelada de castañas, entre otros.