Diario Sur

Boceto de Cristo Resucitado de Israel Cornejo.  a. ojeda
Boceto de Cristo Resucitado de Israel Cornejo. a. ojeda

El Santo Entierro aprueba el boceto de la nueva imagen de Cristo Resucitado

  • La obra será realizada por el imaginero malagueño Israel Cornejo y se espera que pueda procesionar en la Semana Santa de 2017

«Aprobado por unanimidad», ese es el resultado del cabildo extraordinario que la Hermandad del Santo Entierro de Ronda celebró la noche del pasado día 28 de octubre en su casa hermandad y que tuvo como principal punto la aprobación por parte de los hermanos del boceto de la nueva imagen de Cristo Resucitado. La obra será realizada por el imaginero malagueño Israel Cornejo y esperan que pueda salir en procesión en la Semana Santa de 2017. Asimismo, la cofradía presentó las nuevas túnicas que lucirán los hermanos el próximo Domingo de Resurrección.

La hermandad ha querido confiar una vez más en Cornejo, quien ya realizó en 2011 las tallas de las imágenes de María Magdalena y San Juan Evangelista que acompañan en la sacra conversación a la Virgen de la Soledad en su trono procesional durante la Estación de Penitencia del Viernes Santo. Una adquisición que gustó mucho en la ciudad y que conllevó importantes críticas de carácter positivo en el ámbito cofrade, ya que en los últimos años la cofradía ha ganado en esplendor.

La nueva imagen de Cristo Resucitado presenta a un Jesús en posición erguida con la mano derecha levantada y dos de sus dedos haciendo la señal de la victoria. Con el otro brazo sostiene un estandarte que simboliza una alegoría del triunfo de cristianismo sobre la muerte que derriba todas las barreras u obstáculos en favor de la esperanza de una vida en los cielos junto al Padre. La imagen luce una anatomía definida, paño de pureza o sudario esculpido a la cintura, así como barba y cabello largo de modelado muy pronunciado.

El hermano mayor del Santo Entierro, Antonio López Anet, ha matizado que la actual imagen de Jesús Resucitado tiene más de 70 años de antigüedad y pese a que ha sufrido algunas restauraciones de mejora -especialmente en uno de los brazos que se partió- se encuentra ya muy deteriorada. Cabe destacar que se trata de una imagen de serie de la posguerra y realizada por los talleres de Olot. Con esta nueva adquisición, la junta de gobierno del Santo Entierro quiere dotar a la hermandad de una talla de mayor calidad artística.