Diario Sur

Campillos, un museo del jamón

fotogalería

/ Javier Lara

  • Unas 60 empresas participan en la novena edición de esta cita gastronómica en la capital del Guadalteba, comarca con importante peso en el sector porcino andaluz

Tras una noche lluviosa el cielo abrió a primera hora de la mañana en el Guadalteba, zona del interior de Málaga que acogió ayer una de sus citas más multitudinarias del año, la Feria del Jamón de Campillos. Tras batir el año pasado su récord de visitantes con la asistencia de 15.000 personas, unas 60 empresas han montado hoy sus stands con motivo de la novena edición, empezando a recibir a numeroso público desde la apertura. Campillos y el porcino del Guadalteba han tenido históricamente una gran importancia, copando mucho peso en este sector en el conjunto andaluz.

“Estamos satisfechos una vez que tenemos buen tiempo, la Feria del Jamón tiene tradición y entre los eventos de singularidad turística provincial consigue mucha expectación en el público”, explicó el alcalde de Campillos, Francisco Guerrero, durante su primera visita a los expositores instalados en el arbolado Parque José María Hinojosa.

“Los empresarios están contentos, la mayoria es gente que ya ha venido y tiene una trayectoria montando otros años y los nuevos tienen mucha expectación teniendo en cuenta que el año pasado batimos el récord de visitantes con unas 15.000 personas, este año se han animado algunos nuevos”, relató el regidor.

Entre las novedades de este año, se incorporaron un tren para las visitas turísticas a la iglesia, el Colegio San José y las casas hermandades de las cofradías; se introduce una charanga, junto a actuaciones y talleres para dar al visitante actividades para que pueda pasar todo el día en Campillos. Y junto a todo ello, la posibilidad de degustar mucho jamón con raciones a precios desde 3 euros.

Campillos, un museo del jamón

/ Javier Lara

“Yo recomendaría degustar todos los productos y que el visitante se quede a pasar un buen día en Campillos, ya que el parque, además de comer, ofrece la posibilidad de tomar café, tomarse algo en los pubs o disfrutar de nuestro entorno”, añade Guerrero.

Por su parte, el diputado provincial de Desarrollo Económico y Productivo, Jacobo Florido, calificó la Feria del Jamón como una “de las que más solera y más publico tiene”. Valora además su tematización: “Lo principal sin duda es el jamón y los productos derivados del cerdo, son el epicentro, pero además hay otros productos gastronómicos, todo ello la hace muy interesante, haciendo que sea difícil que el público que viene no gaste y no se deje algo de dinero en la economía de Campillos”.

Florido destacó que la Feria del Jamón es una actividad rentable: “Este tipo de ferias no es un gasto, es una inversión porque en el peor de los casos se triplica la inversión”.

En uno de los stands, Isidro Sánchez, de la empresa Detalles Ibéricos de Campillos, corta jamón con mucha soltura. “Yo soy de aquí, tenemos mucha tradición en el mundo porcino, incluso en este pueblo estaba la mesa de los precios, la feria se augura con buen tiempo, sale el sol y gusta el jamón, es un producto muy bueno a precio asequible y es una fiesta muy consolidada ya, yo espero cortar 4 o 5 jamones de ocho kilos y eso son unos cuantos platos”, apuntó Sánchez.