Diario Sur

La banda que explosiona cajeros intenta robar en dos bancos en Ojén y Guaro

El cajero atacado en Ojén, donde la Guardia Civil ha recogido muestras para identificar huellas.
El cajero atacado en Ojén, donde la Guardia Civil ha recogido muestras para identificar huellas. / Josele-Lanza -
  • Los ladrones utilizaron el método del gas acetileno en ambos asaltos, de los que huyeron sin lograr botín alguno

Los ladrones de cajeros atacan de nuevo. Esta vez, la banda ha elegido dos sucursales del interior de la provincia para sus fechorías. Los delincuentes, que están haciendo estragos en Málaga desde finales de julio, han intentado reventar dos oficinas de Unicaja situadas en Ojén y Guaro durante la madrugada del domingo al lunes. En ambos casos, se dieron a la fuga sin conseguir botín alguno, según ha podido saber SUR.

más casos

El primero de estos asaltos tuvo lugar en Ojén, en una sucursal situada en la céntrica calle de Los Llanos, al lado del centro de salud del municipio. La alarma del banco, que saltó sobre las 4.50 horas, sorprendió a los ladrones mientras intentaban insuflar gas acetileno por una rendija del cajero automático para provocar una explosión y acceder al cajetín que almacena los billetes.

Al saber que habían sido descubiertos, los ladrones se vieron obligados a emprender la huida, según explicaron las fuentes consultadas. La sucursal quedó precintada por seguridad –está situada en los bajos de un edificio de viviendas– hasta que, a primera hora de la mañana de ayer, fue inspeccionada por los especialistas en desactivación de explosivos de la Guardia Civil.

El alcalde de Ojén, José Antonio Gómez, reconoció que el suceso ha despertado «inquietud» entre los vecinos, ya que se trata de un pueblo «muy tranquilo», aunque se mostró confiado en la labor que están haciendo las Fuerzas de Seguridad del Estado para atrapar cuanto antes a los ladrones de cajeros.

Todo parece indicar que la misma banda, al no haber conseguido su objetivo en Ojén, se desplazó al municipio de Guaro, en la comarca del Guadalhorce. Allí actuaron en otra sucursal de Unicaja situada en la avenida de Andalucía. También utilizaron el método del gas, con idéntico resultado.

Los robos en bancos mediante explosiones controladas han vuelto a recrudecerse. En apenas mes y medio, se han registrado casos en Mijas, Marbella, Alhaurín el Grande, Monda y Jerez de la Frontera (Cádiz) y alcanzan ya la docena desde el pasado verano, cuando comenzó la oleada de asaltos a sucursales bancarias. El primero fue en un cajero situado en la tienda de juguetes Toys r us en la avenida de Velázquez, en Málaga capital.

No obstante, los robos responden a dos modus operandi diferentes. En algunos casos –sobre todo, en los primeros–, los ladrones emplearon un explosivo para reventar el cajero automático y hacerse con los billetes. Aunque varios de los golpes investigados se quedaron en tentativas, en otros consiguieron importantes botines.

El otro método, que es ya un clásico en la provincia (los primeros robos con este procedimiento en Málaga se produjeron hace ya una década), es el del gas acetileno, que consiste en provocar una explosión mediante una chispa eléctrica a distancia tras insuflar gas en el interior del cajero. La misma técnica utilizada ahora, en la víspera de Halloween, en Ojén y Guaro.