Diario Sur

Acción ante la agresión ecológica

Voluntarios descargan la basura recogida junto al cauce del arroyo Marín.
Voluntarios descargan la basura recogida junto al cauce del arroyo Marín. / J. Lara
  • Unos 70 voluntarios participan en una batida de limpieza en La Hoz de Marín

A veces un suceso negativo hace que afloren actitudes positivas. En respuesta al incendio que calcinó en septiembre 119 hectáreas en el paraje de La Hoz de Marín afectando a una importante zona de pinar autóctono, se ha creado una asociación medioambiental y ayer se realizó una limpieza del cauce del arroyo Marín con la participación de más de 70 voluntarios. «Tras el infierno que vivimos el pasado mes de septiembre, estoy segura que se despertó una especial sensibilidad por nuestro entorno, y hoy el trabajo de todas estas personas es buena prueba de ello», explica la alcaldesa, Mercedes Montero.

A medida de que los voluntarios apilaban la basura en sacos, otro grupo iba recogiendo y cargando el material en la furgoneta, como explica Damián Quintana, uno de los directivos de la asociación medioambiental y gran conocedor del paraje natural.

«Hemos sacado mucha basura, parecía que no había tanto en el arroyo, pero hemos terminado recogiendo mucho», expone por su lado el concejal de Medio Ambiente, Pablo Gálvez. El Ayuntamiento y la Asociación Naturalista Hoz de Marín impulsaron esta batida por el campo que contó también con la participación de Protección Civil.

Los voluntarios se citaron en la cantera de entrada al camino de Pilatos y en tres grupos de trabajo llegaron hasta la zona cero del incendio, donde ardió la furgoneta que de forma intencionada provocó el fuego hace ya casi dos meses. «Se hicieron tres grupos de trabajo, uno a cada lado del río y otro por el camino, se han ido recogiendo botellas, plásticos, cristales, se han estado sacando contenedores, una lavadora, un frigorífico... ha sido impresionante, hasta un cuarto de baño tirado por algún desaprensivo», relata Gálvez, uno de los más activos recolectores de basura, al igual que la alcaldesa, Mercedes Montero.

Los ediles mostraron su satisfacción por la participación en la batida. «Estamos muy contentos porque hemos llegado a contar con unas 70 personas en un domingo de buen tiempo, pendientes de un puente con cambio de hora, es gente que viene a trabajar y quitarse tiempo de su disfrute, además dicen que no se haga solo aquí, sino también en otros sitios», valora Gálvez.

El proceso para recuperar la Hoz de Marín acaba de comenzar, aunque se está a la espera de ver cómo va respondiendo la flora tras el incendio. «A partir de ahora miraremos el paraje mejor, ya que hemos sacado mucha basura de ahí, la Consejería tiene prevista la limpieza de madera y cortar los árboles que se han caído junto a otras actividades para mejorar el entorno como replantación cuando sea necesaria», añade Gálvez.

Para el edil de Medio Ambiente, además del trabajo de campo que se realice será fundamental el trabajo de concienciación en población de diferentes edades, ya que hay que mentalizar a la ciudadanía de que no arroje basura ni escombros en el campo, sino en espacios específicos como el Punto Limpio.

Toda la basura apilada será trasladada por los servicios operativos del Ayuntamiento de Archidona al punto limpio de la localidad.

La Hoz de Marín es una garganta del relieve surcada por un afluente del Guadalhorce en una zona que supone un cambio paisajístico drástico entre la Vega y las sierras subbéticas. Alberga uno de los bosques autóctonos de pino carrasco más importantes de la provincia. Además, hay catalogadas 130 especies de pájaros, mamíferos como garduñas, ginetas o peloncillos, aves como el águila perdicera, azores, gavilanes, rapaces nocturnas como búhos o lechuzas, junto a aves de paso.