Diario Sur

La plataforma pro nuevo hospital vuelve a alertar sobre la posible apertura gradual

La Casa de la Juventud acogió el pasado lunes una reunión abierta de la Plataforma.  v. m.
La Casa de la Juventud acogió el pasado lunes una reunión abierta de la Plataforma. v. m.
  • El ente insiste en la necesidad de construir un paso peatonal subterráneo, por La Planilla, que dé acceso a las instalaciones

La 'Plataforma nuevo hospital ¡¡ya!!', integrada por sindicatos y asociaciones de Ronda y la comarca y que pide la apertura de las instalaciones, celebró el pasado lunes, en la Casa de la Juventud, una reunión abierta que congregó a casi un centenar de personas, entre ellas, representantes políticos como José Antonio Castro, los alcaldes de Gaucín, El Burgo y Cuevas del Becerro, Pedro Godino, Joaquín García y Cristóbal González, respectivamente, y la ex regidora de Ronda, María de la Paz Fernández, entre otros (la alcaldesa de la ciudad del Tajo, Teresa Valdenebro, no pudo asistir por motivos de agenda, según explicó la Plataforma). En la cita, se dio cuenta de la actividad de ésta en pro de la apertura de las instalaciones. Agustín Rubira, uno de los portavoces de este ente, recordó que fue en 1995 cuando nació la demanda de un nuevo hospital para Ronda y la comarca y que se creía que dicha aspiración estaba alcanzada con la construcción del complejo sanitario, junto a la carretera a San Pedro.

No obstante, éste hizo hincapié en que se han detectado «deficiencias»: «Si estos errores se han hechos públicos, se han llevado al Parlamento andaluz y se están subsanando , es por la Plataforma», mantuvo y añadió: «No vamos contra nadie», apostilló.

Rubira alabó el nuevo hospital, con una inversión cercana a los 50 millones, como «un gran edificio» y puso el acento en aspectos como el que se refiere a que todas las habitaciones serán individuales, pero puntualizó: «En algunos casos, el potencial que tiene el edificio no se ha visto reflejado». En este sentido, pidió el apoyo de la ciudadanía y dejó entrever de nuevo los temores de la Plataforma sobre una posible apertura gradual.

A continuación, se leyó la proposición no de ley que ha sido registrada para su debate en el Parlamento andaluz, el pasado 17 de octubre, en este encuentro. En ella, se pide que no se abra el nuevo hospital hasta que no se subsanen la deficiencias detectadas.

Entre ellas, según la Plataforma, la falta de un acceso peatonal subterráneo, una infraestructura que este ente defiende como la más segura, frente a la solución que desde la Junta se ha dado al respecto: la construcción de un paso peatonal elevado que tendrá que desarrollar un privado, el propietario de unos terrenos continuos al nuevo hospital. Previsiblemente, éste no estará listo para la apertura, puesto que el Ayuntamiento aún tiene que aprobar en pleno la modificación del PGOU que lo permita, al tratarse de suelo no urbanizable. En esta parcela se contempla la instalación de una superficie comercial.

Más apoyos

En la proposición no de ley, que buscará también el apoyo, para conseguir la unanimidad del PSOE y de Ciudadanos, se recoge solicitar que «sean condiciones 'sine qua non' para la apertura del nuevo hospital, el que previamente se haya construido un acceso peatonal soterrado al mismo y que esté operativo el helipuerto». Ayer se acordó, con responsables políticos, pedir a la Diputación y a la Junta ayuda económica para construir el acceso subterráneo, según explicó Alejandro Serrato, miembro de la Plataforma.

Por otro lado, de momento, se descartaron llevar a cabo movilizaciones, mientras continúan los trabajos para dotar de luz al nuevo hospital y la Junta mantiene que las instalaciones estarán operativas este año. Ya se ha licitado el traslado del actual al nuevo hospital.

Entre otras demandas, la Plataforma pidió que la apertura del nuevo hospital sea completa y no gradual; que se duplique el número de puestos de hemodiálisis (de seis a 12); que las diferentes áreas de hospitalización y unidades asistenciales cuenten con controles de enfermería diferenciados; situar el área de neonatología en la misma planta en la que se ubican los paritorios y los quirófanos de maternidad; separar las áreas de hospitalización de neonatología y de pediatría general, y a ambas, de la obstetricia, con un control de enfermería cada una; potenciar la unidad de oncología con la contratación de un oncólogo más; crear una unidad hospitalaria de salud mental y otra de reumatología; que se instale un equipo de resonancia magnética; que se amplíe el aparcamiento que cuenta, dice la Plataforma, con 620 plazas, lo que a su juicio resulta insuficiente; que el edificio del actual hospital se destine, una vez clausurado, a un hospital de crónicos; conectar mediante los servicios de transporte público, urbano e interurbano, el nuevo hospital; rediseñar adecuadamente tanto la estructura de la UCI como la de la unidad de farmacia hospitalaria; y que no se lleven a cabo privatizaciones.