Diario Sur

Fomento reparará a principios de noviembre un hundimiento en la A-369

La zona lleva meses señalizada.  v. m.
La zona lleva meses señalizada. v. m.
  • El muro de mampostería en la carretera entre Ronda y Gaucín, cerca de Encinas Borrachas, que soporta el peso de la vía en este tramo, tiene grietas

La Junta de Andalucía iniciará a principios de noviembre el arreglo del hundimiento que sufre la carretera entre Ronda y Gaucín, la A-369, en el entorno del puerto de Encinas Borrachas, un desperfecto que los usuarios de esta vía están soportando desde hace meses y que obligó al cierre de la mitad de la calzada como medida de prevención y para evitar que la situación de agrave en tanto se acomete el arreglo.

Según indicó el delegado de Fomento, Francisco Fernández España, el hundimiento afecta al punto kilométrico 12,200 y los trabajos sobre éste comenzará el 2 de noviembre. «El problema se ha producido ya que el muro de mampostería existente no ha aguantado el peso de la carretera y se ha agrietado. La rotura se refleja en la calzada en forma de grietas longitudinales y hundimiento», argumentó.

Los trabajos que se acometerán, cuyo presupuesto no ha trascendido, consistirán en construir «una pantalla de micropilotes de 35 metros de longitud. Los micropilotes tendrán una longitud de 13 metros cada uno y se dispondrán con una separación de un metro entre ellos. En la parte superior se va a construir una viga de atado con hormigón armado, para unir todas las cabezas de micropilotes y dar rigidez a al conjunto». Fernández añadió que la actuación durará un mes.

Cabe recordar que no es la primera vez que la carretera entre Ronda y Gaucín sufre problemas. Entre otros, en el año 2009, un deslizamiento del firme, que provocó, tras las intensas lluvias, un badén de aproximadamente un metro de profundidad, a dos kilómetros de Algatocín, cerró temporalmente la vía y se tuvo que establecer un desvío provisional por otras carreteras.

En 2013, se produjeron deslizamientos en las cercanías de Benadalid y en la zona del Mirador del Cura, junto a Gaucín. En estos casos, las obras de urgencia que se acometieron por parte de Fomento costaron casi 340.000 euros.