Diario Sur

Fingía ser fotógrafo profesional para captar y abusar de menores

  • El hombre, de 31 años, intentaba obtener imágenes íntimas y los invitaba a su casa, donde les proponía desnudarse o practicar tocamientos

Fue la semana pasada cuando saltaron las alarmas y el suceso salió a la luz gracias a la denuncia de una madre, pero no ha sido hasta esta cuando la Policía Nacional ha dado algunos detalles de unos hechos que han generado gran malestar entre los vecinos de Ronda y los pueblos de la comarca. Los agentes anunciaron la detención de un hombre de 31 años por un delito de corrupción de menores cometido mediante Internet.

Supuestamente, se hacía pasar por fotógrafo profesional para ganarse la confianza de sus víctimas y conseguir imágenes íntimas de ellas. Los investigadores han localizado por ahora a ocho menores que habrían contactado con el detenido, quien los invitaba a ver películas porno a su domicilio a través de un chat privado.

«Una vez que se ganaba la confianza de los adolescentes, se valía de una aplicación de mensajería instantánea, en la que los chicos habían formado un grupo, para invitarlos a ver películas de contenido sexual en su casa. Cuando los jóvenes aceptaban, y una vez en la vivienda, les proponía realizar distintas conductas de carácter sexual, como desnudarse o practicar tocamientos», explicó el jefe de la Comisaría en Ronda, Francisco José Núñez Bouzas.

Las pesquisas se iniciaron cuando la madre de uno de los menores descubrió que su hijo mantenía una conversación subida de tono con un adulto a través de una aplicación de móviles para compartir fotos y vídeos. Al parecer, lo conocía desde hace años porque dio clases particulares a su hijo.

Los hechos han provocado indignación en Ronda, condenando los supuestos hechos y mostrando su repulsa, y muchos de sus vecinos han reclamado que se haga pública la identidad del detenido.

Por último, desde la Policía Nacional se ha lanzado un mensaje a todos los padres y madres de niños y adolescentes, en el sentido de educar a éstos en el uso responsable de Internet. «La Policía Nacional recuerda la importancia de educar a los niños y adolescentes en pautas seguras para navegar en la Red y evitar ser víctimas de grooming y otros delitos. Entre esos consejos destaca el no proporcionar o compartir nunca imágenes privadas o comprometedoras a través de las redes sociales; desconfiar de desconocidos (en el mundo virtual no todo el mundo es quien dice ser); mantener los equipos actualizados y protegidos para evitar el robo de archivos; no ceder nunca al chantaje del acosador y solicitar la ayuda de un adulto o de la Policía en caso de estar siendo víctima de acoso o intimidación en Internet. Los ciberagentes de la Policía Nacional ponen a disposición del ciudadano la siguiente dirección para denunciar este tipo de hechos: www.policia.es/colabora.php».