Diario Sur

El edil de Economía.  v. m.
El edil de Economía. v. m.

El Ayuntamiento pospone la revisión de las tasas e impuestos

  • El tripartito da marcha atrás ante un informe de la Intervención municipal que duda sobre la aplicación de la propuesta presentada

Las tensiones entre el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ronda, entre el PSOE, el PA e IU, con la socialista Teresa Valdenebro a la cabeza, y el PP, en la oposición, liderado por la popular María de la Paz Fernández, a la que el tripartito quitó la Alcaldía con una moción de censura en marzo, han vuelto aflorar públicamente esta semana a cuenta de revisión de las tasas e impuestos para 2017. Cuando el concejal de Economía y Hacienda, Álvaro Carreño, había presentado su propuesta (que establecía la subida del IBI para los inmuebles cuyo valor catastral superase los 100.000 euros, para el 10 % de cada uso, menos para el residencial; y la introducción de los criterios de renta y valor catastral para las bonificaciones en el pago del IBI a familias numerosas, principalmente) y cuando la oposición, PP y APR, habían realizado sus aportaciones al respecto, rechazando, en líneas generales, los cambios que quería realizar el PSOE, el PA e IU, finalmente, el tripartito no tocará las ordenanzas fiscales de cara al próximo año y pospondrá la revisión, en principio, hasta que la aborde con la vista puesta en 2018.

Según explicó la propia alcaldesa, un informe de la Intervención municipal ha llevado al tripartito a tomar esta decisión: «Nos hemos encontrado con un informe de Intervención que nos dice que el plan de ajuste económico del PP de 2012 nos obligaba a quitar todas las bonificaciones y todas las exenciones a los ciudadanos», argumentó, por lo que se ha consultado al Gobierno central sobre si el Consistorio está aún sujeto a estas medidas que se pusieron en marcha por la acogida del Ayuntamiento a los planes de pago a proveedores del Estado. Éstos permitieron pagar a los proveedores del Ayuntamiento en torno a diez millones de euros que tenían pendientes estos empresarios de la administración local.

«La intención del equipo de gobierno no era subir de manera lineal todos los impuestos, lo que habíamos planteado era modificar algunas ordenanzas fiscales para hacer la mayoría de los impuestos más progresivos y más justos, se iban a subir aquellas cuestiones que afectaban a personas más pudientes para no cargar a los que menos tienen la mayor presión fiscal. Si hubiésemos presentado una subida lineal ningún técnico nos habría echado para atrás la propuesta», dijo Valdenebro.

Ésta criticó al PP, que ha gobernado los últimos cinco años, sobre el que dijo que sí subió el IBI: «Estamos en buscar responsabilidades, en porqué no ha existido ese informe en los años anteriores», afirmó.

Por su parte, el edil de Economía y Hacienda calificó de «chapucero» el plan de ajuste económico que diseñó el PP.

El PP defiende su gestión

Por su parte, la portavoz municipal del PP dijo al concejal de Economía y Hacienda: «Lo que debe de hacer es irse. No es bueno para Ronda, no ha conseguido sacar unos presupuestos municipales en nueve meses y, por primera vez en la democracia en Ronda, los técnicos le han echado para atrás una revisión de las ordenanzas fiscales», dijo, al tiempo que se felicitó por su labor en la oposición: «Hemos obligado al tripartito a que retire la subida de impuestos brutal contra las familias numerosas y contra los comerciantes», relató la popular, mientras añadió que «esto es solo el principio de una incapacidad en la gestión municipal».

Fernández defendió su gestión económica al frente del Ayuntamiento y, sobre el plan de ajuste de los planes de pago a proveedores, dijo: «Los diez millones son las deudas del PSOE», defendió apoyándose en el resultado presupuestario del Ayuntamiento de 2015, sobre el que aseguró que «es positivo en casi un millón de euros, el ahorro neto es positivo en un 8% y el remanente líquido de tesorería, aunque sigue siendo negativo, lo hemos bajado desde 2011 en un 86%».