Diario Sur

El Caminito ya cuenta con el marco legal para implantar equipamiento e infraestructuras turísticas

Un grupo de personas por uno de los tramos del Caminito del Rey.
Un grupo de personas por uno de los tramos del Caminito del Rey. / SUR
  • Luz verde al Plan Especial, que permitirá que el enclave abandone la calificación de 'zona de restauración'

El enclave del Caminito del Rey y su entorno ya tiene aprobado -de manera inicial- el marco correcto para continuar su desarrollo como infraestructura turística. La Junta de Andalucía ha hecho oficial esta mañana que se ha aprobado inicialmente el Plan Especial del Caminito del Rey y su entorno, que propone una serie de actuaciones en materia de equipamientos e infraestructuras necesarias para atender a los visitantes, denominada como 'segunda fase' del Caminito, y cuyas actuaciones principales serán el centro de recepción de visitantes y más plazas de parking, entre otras cuestiones.

Tal como ha informado la administración regional, el citado plan presentado por la Diputación de Málaga dispone al mismo tiempo una "zonificación" de los usos vinculados a la explotación turística, que faciliten la gestión del espacio turístico. Por último, se establecen medidas para la protección del patrimonio natural, etnológico y arquitectónico, así como para la prevención de riesgos naturales y antrópicos y para la regulación del uso público.

El ámbito del Plan Especial comprende una superficie de 143,30 hectáreas situadas en los términos municipales de Álora, Antequera y Ardales, coincidiendo en su mayor parte con el Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes, perteneciente a la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA). El delegado del Gobierno, José Luis Ruiz Espejo, ha destacado la colaboración entre instituciones -el llamado 'Espíritu del Caminito- para la puesta en valor de este importante enclave natural y turístico de la provincia, y que implicó desde el principio a la Diputación de Málaga, la Junta de Andalucía y los ayuntamientos de Ardales, Antequera y Álora para que se pudiera inaugurar el enclave.

Ruiz Espejo ha explicado que la aprobación inicial del Plan Especial del Caminito del Rey permite seguir "avanzando en la mejora de las dotaciones, equipamientos e infraestructuras de este complejo natural y turístico" que se ha convertido en uno de los principales atractivos de la provincia. De esta manera, se abandona la calificación temporal de 'restauración' para que la zona ya tenga una denominación correcta y definitiva.

Aunque la calificación es ya una realidad, SUR ha podido saber que la resolución de aprobación inicial por parte de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio incluye instar al promotor, en este caso la Diputación, a realizar una serie de subsanaciones. Dichas subsanaciones deben realizarse con carácter previo a la aprobación provisional del Plan Especial y se refieren a la adaptación a las Normas Subsidiarias del planeamiento urbanístico del Ayuntamiento de Ardales de los usos recreativos y terciarios previstos en el Plan Especial en relación con la zona del embalse Conde del Guadalhorce.