Diario Sur

Ronda prepara una subida selectiva del IBI y una revisión de bonificaciones

  • Propone gravar más a los propietarios de inmuebles cuyo valor catastral supere los 100.000 euros, excluido el uso residencial

El equipo de gobierno al frente del Ayuntamiento de Ronda, entre el PSOE, el PA e IU, con la socialista Teresa Valdenebro a la cabeza, está inmerso en la revisión de las ordenanzas fiscales de cara a 2017. La principal novedad afecta al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que, según el edil de Economía y Hacienda, Álvaro Carreño, se prevé subir de forma selectiva, es decir, gravar más a los propietarios de los inmuebles cuyo valor catastral supere los 100.000 euros. En este caso se les aplicará un tipo del 0,90%, para usos industrial, servicios, cultural, comercial, turístico, deportivo, público y sanitario, entre otros, y no para el residencial que se mantendrá en el 0,69% actual, para todos los valores. Carreño destacó que «los tipos de gravamen diferenciados solo podrán aplicarse, como máximo, al 10% de los bienes inmuebles del término municipal, para cada uso».

También se están revisando las bonificaciones a familias numerosas en el pago del IBI. Se tendrían en cuenta su nivel de ingresos y el valor catastral de las viviendas en las que residen, aspectos que hasta ahora no se habían ponderado, oscilando las rebajas entre el 70 y el 90%. «No podrán superar 1,5 el Salario Mínimo Interprofesional, más un 50% de éste por cada hijo», dijo. Una vez cumplido el criterio de la renta, estarían exentas del pago del 70, 50, 30 y 5% para viviendas valoradas de hasta 70.000, de 70.000,01 a 100.000, de 100.000,01 a 150.000 y de 150.000,01 a 200.000 euros, respectivamente. El caso de discapacidad, las bonificaciones aumentan.