Diario Sur

Piden a la Junta medidas extraordinarias para paliar la mala cosecha de la Aloreña

La aceituna Aloreña es la única aceituna de mesa de España con denominación de origen protegido.
La aceituna Aloreña es la única aceituna de mesa de España con denominación de origen protegido. / I. G.
  • Los agricultores temen que el cultivo caiga en un 60% en relación al año pasado, mientras que el PP teme que se pierdan mercados consolidados

::Las 4.000 familias que viven de la aceituna aloreña, que ocupa más de 20.000 hectáreas repartidas en 19 municipios de la provincia (especialmente en la comarca del Guadalhorce y la Sierra de las Nieves), corren el riesgo de ver reducidos en un 60 por ciento los kilos de este cultivo. Esas previsiones, que vienen dadas por la ausencia de lluvias del mes de septiembre -clave en la última fase de maduración de esta aceituna de mesa- ha hecho que el asunto traspase la frontera de Málaga. El PP andaluz pidió esta pasada semana a la Junta de Andalucía que elabore un paquete de medidas concretas para paliar los efectos de la sequía en las zonas orientales de Andalucía, que entre otros cultivos afecta a esta variedad de aceituna local.

Actualmente, se calcula que la producción de la Aloreña genera un impacto económico de unos diez millones de euros anuales, procedentes de su venta y consumo, un 40 por ciento del cual se registra en la provincia, mientras que el resto se exporta a países como Japón, Alemania o Estados Unidos, entre otros.

La parlamentaria andaluza del PP, Patricia Navarro, aseguró que se trata de un producto de primera calidad y nivel que este año se encuentra con un serio problema ante la falta de precipitaciones registradas, especialmente durante las primeras semanas de septiembre, «lo que se traduce en una drástica caída de la producción que ronda el 60 por ciento, según las previsiones de los propios agricultores», recalcó.

«Como consecuencia», insistió Navarro, «esto supondrá el desabastecimiento de clientes, el aumento de los precios y el riesgo de perder mercados consolidados por la introducción de otras variedades más baratas».

La temporada de recogida de la Aloreña, denominada 'verdeo', concluirá en unas semanas; y aunque los agricultores aún no se atreven a dar datos oficiales, sí confirman que se podría tratar del peor año de los últimos cinco.