Diario Sur

Los trabajadores del Ayuntamiento de Cortes de la Frontera acumulan diez meses sin cobrar

Los empleados han llevado a cabo distintas acciones de protesta.
Los empleados han llevado a cabo distintas acciones de protesta. / SUR
  • El sindicato CSIF reclama a la Diputación que cumpla con el acuerdo, aprobado por unanimidad, para dotar al Consistorio de una ayuda extraordinaria

La situación del Ayuntamiento de Cortes de la Frontera (3.304 habitantes) sigue sin mejorar, al menos, en lo que al pago de los sueldos de los trabajadores se refiere. Los empleados municipales de este pueblo del Valle del Guadiaro, en la Serranía de Ronda, acumulan ya diez nóminas sin cobrar, una situación que se agrava aún más en el caso de los funcionarios a los que también se les adeudan dos pagas extraordinarias, según denunció Miguel Pineda, representante de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) en Málaga. Éste calificó la situación de «insostenible» y anunció que se están barajando de nuevo emprender medidas de protesta. Cabe recordar que se han organizado concentraciones, también en Málaga, ante la puerta de la Diputación Provincial de Málaga, paros por parte de los funcionarios en la puerta del Ayuntamiento cortesano y recogidas de firmas, entre otros. Los afectados incluso se han quedado a dormir bajo los soportales del Consistorio.

Pineda reclamó a la Diputación que cumpla con el acuerdo, que se aprobó por unanimidad, en julio, por parte del ente supramunicipal, para dotar al Ayuntamiento de una ayuda económica extraordinaria encaminada a aliviar la situación de los trabajadores y sus familias. «Son muchos meses ya», indicó Pineda, también afectado por esta situación.

IU, Ciudadanos y Málaga Ahora fueron los grupos que presentaron en el pleno de la Diputación una moción urgente sobre la situación del Ayuntamiento de Cortes, calificándola de «un caso excepcional» y de «asfixia económica». La propuesta contó con el visto bueno del resto de las formaciones políticas, esto es, de PP y PSOE.

Se dio luz verde, por tanto, a la aprobación de «una ayuda extraordinaria, urgente y reintegrable, para garantizar la liquidez de Cortes de la Frontera. De esta forma se podrá atender entre otras cuestiones, al abono de las nóminas de los trabajadores». En la misma línea, se acordó «crear una mesa provincial entre los distintos grupos políticos del Ayuntamiento y los grupos de la Diputación para el estudio de una búsqueda de soluciones a la situación actual y para el estudio de soluciones a la situación económica directa entre el Ayuntamiento y la Diputación» e implicar, mediante la conformación de otra mesa, al resto de las administraciones, a la Junta y al Estado, para encontrar soluciones «a largo plazo y definitivas».

En julio, el alcalde de Cortes, el independiente José Damián García (Vecinos), cifró el número de empleados en entre 50 y 60 para tres núcleos de población (Cortes, La Cañada del Real Tesoro o Estación de Cortes y El Colmenar o Estación de Gaucín) y habló de una deuda de casi un millón de euros.

García, en su primer mandato, achacó la situación al «exceso de contrataciones municipales» y criticó la gestión de gobiernos anteriores. Fue en 2012 cuando se incumplió por primera vez el pago de nóminas.