Diario Sur

Las sopas perotas, un manjar para miles de personas

fotogalería

/ I. Gelibter

  • Álora vuelve a concentrar una gran afluencia de público en sus calles en la 13 edición del Día de las Sopas Perotas, uno de los eventos clave de la localidad

Como cada primer sábado de octubre, y desde esto hace ya trece años, el municipio de Álora se ha llenado de miles de visitantes que se acercaron con ganas de pasar una jornada festiva y por supuesto de probar uno de los platos más tradicionales de la zona. Los orgamizadores, por encabezados por el Ayuntamiento,han repartido aproximadamente 7.500 raciones de sopas perotas en su tradicional homenaje a este plato autóctono del municipio, unas 1.000 más que en 2015.

Esta cita, declarada Fiesta de Singularidad Turística Provincial,ha tenido una estimación del Consistorio de una asistencia de miles de personas de la provincia -así como turistas- que se acercaron a saborear la gastronomía local, además de disfrutar de un amplio programa de actividades.

La jornada arrancó en la plaza Baja de la Despedía, la más antigua del municipio, y era a partir del mediodía cuando se abrió la zona de venta, con mercadillo de productos artesanales, muestra de oficios antiguos, degustaciones del plato más típico del municipio acompañado de aceitunas Manzanilla Aloreña, actuaciones musicales, pandas de verdiales y talleres infantiles. Asimismo, durante todo el día se pudo visitar gratis el patrimonio cultural de Álora, el Castillo, el Museo, la Parroquia de la Encarnación y el Mirador de Cervantes.

El secreto de las sopas perotas

Álora es conocida en España, entre otras cosas, por sus sopas perotas, y por la calidad y la variedad de los productos con las que se cocinan, entre los que destacan los cítricos, frutales, olivares y almendros.

Según los expertos, las sopas tienen dos secretos, tanto la cantidad de caldo como de aceite deben ser las necesarias para que el resultado sea sabroso y no esté aceitoso. Este plato es apto para vegetarianos y veganos y este año, como en ediciones anteriores, los celíacos también han podido saborear las sopas perotas, sustituyéndose la hogaza de pan por pan de maíz.

Temas