Diario Sur

Orquídeas en peligro de extinción corren peligro tras el incendio en Archidona

Damián Quintana y Pablo Gálvez observan una de las zonas quemadas en la Hoz de Marín. :: javier lara
Damián Quintana y Pablo Gálvez observan una de las zonas quemadas en la Hoz de Marín. :: javier lara
  • Habrá que esperar para comprobar si se han visto afectados los bulbos en un paraje para el que reclaman aumentar la protección por su riqueza

La Hoz de Marín contaba con dos tipos de orquídea en peligro de extinción cuya zona de floración ha sido afectada por el fuego. Así lo explica Damián Quintana, una de las personas que mejor conoce el paraje archidonés que ardió de forma intencionada. Él precisamente fue el primero en avisar al 112 del fuego, ya que empezó a ver salir humo, comenzaron ahí unos días de incertidumbre con noches sin dormir por la preocupación de ver como uno de los pulmones verdes del corazón de Andalucía quedaba arrasado. De hecho, ahora teme que las dos especies de orquídea en peligro de extinción se hayan visto afectadas. «Tienen la misma protección que el lince ibérico», afirma Quintana, refiriéndose a la ophrys vernixia, que solo se da en otros tres lugares, y a la ophrys atlántica, exclusiva de la provincia de Málaga. «Las dos se han visto afectadas, son especies que están en el libro rojo de la flora andaluza», destaca Quintana, especialista en orquídeas, que además trabajó en el Infoca, por lo que sabe cómo se ve afectada la vegetación por estos incendios forestales. De hecho, habrá que esperar al año que viene para ver si los bulbos se han visto afectados y crecen de nuevo o no.

Las orquídeas son una de las riquezas de la Hoz de Marín, pero hay muchas más. Había catalogadas 130 especies de pájaros, mamíferos como garduñas, ginetas o peloncillos, aves como el águila perdicera, azores, gavilanes, rapaces nocturnas como búhos o lechuzas, junto a a ves de paso. Quintana explica que de las 75 libélulas que hay en España catalogadas, en la Hoz de Marín se dan 22 tipos; de las 65 tipos de orquídea que hay en Andalucía, en Archidona hay 50 especies. «El pinar es único porque es autóctono, no viene de repoblación, también hay quejigos, encinas, madroños, mucha riqueza y variedad en la ribera con nutrias en el río, cabra montés, ciervos, jabalíes... tiene todo eso, deben hacerlo reserva natural, se merece ese grado de protección», señala uno de los máximos defensores de la Hoz de Marín y vicepresidente de una asociación naturalista recién creada para defender el medio ambiente de Archidona.

Según la experiencia de Damián Quintana como Ingeniero técnico forestal, cree que el matorral se va a regenerar porque los matorrales mediterráneos resisten al fuego y del pinar confía en que también.

«Van a tardar teniendo en cuenta que había pinos muy grandes, pero ya ha empezado la regeneración, yo sacaría alguna madera y en dos años prácticamente no haría ninguna actuación hasta ver cómo se regenera, si hay alguna zona que no se ha regenerado se podría reforestar, aunque aquello tiene mucha cantidad de yeso en el suelo y la repoblación es complicada», explica Quintana, una postura que precisamente es la que se va a adoptar por parte de las administraciones como confirmó el concejal de Medio Ambiente, Pablo Gálvez, que ya ha ido avanzando para la recuperación de la Hoz de Marín tras las primeras reuniones con la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. «Yo creo que se va a regenerar bien, pero había pinos centenarios, hay fotos de los años 30 en los que ya hay árboles grandes», subraya Quintana.

Para el técnico es el momento de que el pueblo de Archidona valore lo que hay en La Hoz de Marín. «Suele conocerlo y valorarlo más la gente de fuera que la propia gente de Archidona», explica. En concreto, él fue uno de los organizadores este año de unas Jornadas de Orquídeas Ibéricas con 90 asistentes de toda la península que se quedaron maravillados con la zona. Además de las dos orquídeas en especie de extinción, una muy peculiar de Archidona es la spiranthes spiralis, una variedad de otoño, de hecho en la Hoz de Marín había desde especies que abrían temporada a otras que la cerraban, por lo que atraía a muchos amantes de las orquídeas, que además fotografiaban insectos, aves o setas.

La evolución de la meteorología será ahora importante, lo ideal serían lluvias suaves, ya que una tormenta fuerte arrastraría todo el material de la superficie.