Diario Sur

Unicaja reclama a Antequera tres millones por el impago de un centro deportivo

El centro deportivo La Quinta, abierto con normalidad, tiene mil usuarios y nueve trabajadores.
El centro deportivo La Quinta, abierto con normalidad, tiene mil usuarios y nueve trabajadores. / A. J. G.
  • El gobierno del PP aprueba retirar el aval para no tener que asumir la deuda y la oposición culpa al alcalde por no rescatar la concesión hace tres años

Nuevo revés para las arcas municipales de Antequera: tras la petición de devolución por parte de la Junta de Andalucía de la subvención de 5,2 millones de euros por el inacabado Palacio de Ferias, ahora Unicaja pide judicialmente ejecutar el aval que el Ayuntamiento de Antequera aportó en 2009 para que Antesport terminara de construir un centro deportivo en Antequera.

En octubre de 2010, La Quinta abría sus puertas entonces como el mayor centro deportivo de pádel de Andalucía con 13 pistas, además de gimnasio y restaurante, fruto de una concesión municipal por la que la empresa construía a su cargo el complejo y lo explotaba durante 25 años, a cambio de no tener que pagar nada al Consistorio durante ese período. Era la misma fórmula que se empleó para el nuevo centro de salud o para el centro de día de alzhéimer. Una herramienta para construir bienes municipales, sin tener que aportar dinero por parte del Consistorio.

Abrió sus puertas tras estar sus obras paradas un año por la falta de liquidez de los promotores, lo que les llevó a pedir al Ayuntamiento un aval para que el banco les diera el dinero que les permitiera terminar de construir, siendo aprobado por el entonces alcalde socialista Ricardo Millán y respaldado por el PSOE, IU y PABA, contando con la abstención del PP.

Desde final del 2010 fue empezando a funcionar el centro deportivo que busca desde entonces mantenerse, cambiando de responsables, ofertas y objetos de clientes. Tiene nueve trabajadores de los veinticinco que anunció en su apertura, con una cartera de usuarios que llega al millar.

Consejo consultivo

El problema radica hace tres años cuando dejó de pagar a la entidad financiera, el préstamo que pidió para terminar la construcción, lo que supone una deuda acumulada cada mes de unos 15.000 euros. Desde el abandono de la responsabilidad crediticia, se han venido reuniendo responsables de Antesport, el Ayuntamiento y Unicaja, pero sin solución.

Ahora, piden cobrar el aval bancario que dio el Ayuntamiento en 2009 para liquidar la deuda impagada de estos tres años, por lo que el actual equipo de gobierno del PP del Ayuntamiento, ha procedido a crear una comisión de investigación para profundizar si fue nulo conceder un aval a una empresa privada, para lo que elevó a pleno este pasado lunes cancelar el acuerdo de aquel año. También expone al banco que cobre a la empresa que sigue funcionando en la ciudad y en otra población costera, por lo que sigue trabajando y no sería insolvente.

El teniente de alcalde de Hacienda, Juan Rosas (PP), deja claro que el Ayuntamiento no pretende cerrar el equipamiento deportivo, pero sí que «Antesport ejecute los términos establecidos en el vigente contrato que le une al Consistorio por la concesión por 25 años de la explotación de dicho Centro Deportivo». Desde el gobierno local del PP, piden al Consejo Consultivo de Andalucía que «determine si el Ayuntamiento de Antequera debe de hacer frente al aval aprobado en su día a favor de Antesport», pese a tener en su día «el informe negativo emitido por secretaría y los votos favorables de los grupos municipales de PSOE e IU».

Por su parte, el concejal socialista Manuel Chicón defiende la acción del gobierno del PSOE en el que vieron necesario la creación de este centro deportivo, pero que en 2009 «debido a la crisis económica, la empresa no pudo conseguir financiación para finalizar el proyecto, y el Ayuntamiento entendió dar un paso al frente» avalando la finalización de las obras.

Por su parte, Francisco Matas, portavoz de IU, dijo: «Lo que pretende el PP en Antequera ahora con este tema es buscar un culpable político de esta situación, cuando el único responsable es el actual equipo de gobierno».