Diario Sur

El Ayuntamiento de Alhaurín el Grande investigará la supuesta agresión a dos policías que instaron a cerrar una terraza

  • La oposición hace valer su mayoría para sacar adelante una comisión de investigación sobre estos hechos y las medidas adoptadas al respecto

Lo que comenzó hace casi dos semanas con tres multas por faltar el respeto a unos agentes de la Policía Local de Alhaurín el Grande, acabará en una comisión de investigación para aclarar estos hechos, así como los posteriores;un paso más en una escalada de acontecimientos que tiene su punto de origen en un conflicto laboral, y que también ha traído consigo la reprobación del edil de Seguridad, Jesús Rueda.

Los partidos de la oposición en Alhaurín (PP, PSOE, ASALH e IU) hicieron valer ayer su mayoría para aprobar una moción en la que se solicita la apertura de esta comisión en un plazo máximo de 15 días. Tal como señala la moción, presentada de manera conjunta por ASALH e Izquierda Unida, en los últimos meses se ha asistido a un «incesante cruce de declaraciones y reproches entre el equipo de gobierno y la Policía; reproches que han derivado en tensiones y recortes laborales, y que han superado todos los límites de la decencia política con las declaraciones del edil de Seguridad, a raíz de los incidentes sucedidos durante las Veladas en Blanco».

Por esta razón, señalan, y considerando «la gravedad de los hechos, y teniendo en cuenta que «un concejal que reconoce públicamente no tener control ni autoridad sobre sus subalternos, en este caso la Policía Local, siendo además el responsable de la seguridad de todos los alhaurinos, no puede permanecer ni un segundo más como concejal del área de Seguridad», apuntan.

En concreto, IU y ASALH se refieren a una declaraciones de Jesús Rueda en las que califica de «burda y ruin» las actuaciones de la Policía durante la noches en blanco, «denuncia el incremento exponencial de las multas de tráfico y las intervenciones desproporcionadas de algunos policías, y reconoce que ninguna de las acciones llevadas a cabo por la Policía Local responde a las órdenes del jefe local ni del equipo de gobierno». Asimismo, explican que el mismo concejal culpa además de todos estos hechos «a Luis Miguel Molina (PSOE) y Antonio Bermúdez (ASALH), presuntos promotores de todos los males que ocurren en Alhaurín el Grande», concluye la moción.

Acuartelamiento obligado

Esta ‘contienda’ entre los agentes y el equipo de gobierno parte de hace dos viernes, cuando, y según la Policía, fueron a un bar en el Camino de Málaga, a advertir de que se estaba incumpliendo la ordenanza de terrazas. Tras acceder al local, y según el atestado policial al que ha tenido acceso este periódico, varios clientes del bar habrían comenzado a increpar a los agentes con frases como: «¿Qué pasa, que no tenéis otra cosa que hacer?; esto es por el sueldo; sinvergüenzas, chulos», motivo por el que los efectivos decidieron proceder a levantar actas de denuncia.

Al día siguiente, se dio otra circunstancia que el PSOE relacionó con los hechos que constan en la denuncia policial mencionada. Ese día se celebraba en Alhaurín el Grande la ‘Noche en Blanco’, un evento que reúne en la calle a miles de personas. Según fuentes de la Policía consultadas por SUR, el jefe del Cuerpo habría cambiado la hoja de servicio a las 20.30 horas; en ella habría dictaminado que las dos patrullas disponibles para esa noche estarían en la pedanía de Villafranco del Guadalhorce , y en la propia Comisaría, bajo la premisa de no acudir a la zona del evento, lo que acabó con el incumplimiento de los horarios.