Diario Sur

El Ayuntamiento de Alhaurín el Grande insinúa que hay «chantaje sindical» por parte de algunos policías

El horario de las terrazas, uno de los motivos de disputa.
El horario de las terrazas, uno de los motivos de disputa. / Iván Gelibter
  • El edil de Seguridad califica de «bajeza moral» que el portavoz del PSOE acuse al exalcalde, Martín Serón, de dar órdenes al jefe de la Policía Local

La acusación por parte de la oposición de Alhaurín el Grande sobre un supuesto «acuartelamiento» obligado de los agentes de la Policía Local el pasado sábado, con el objetivo de que no «molestaran» y evitar así el cierre de las terrazas de los bares del Camino de Málaga no ha sentado nada bien al Ayuntamiento, que ayer lanzó un comunicado muy duro contra el PSOE y contra parte de los agentes.

En concreto, el comunicado que firma el edil de Seguridad, Jesús Rueda, apunta a la existencia de un «estado policial» que se intenta imponer en Alhaurín el Grande «por la oposición, habiéndose incrementado las multas de forma exponencial, llevándose a cabo intervenciones desproporcionadas de algunos policías locales, que en ningún momento responden a órdenes del jefe de la Policía, ni del equipo de Gobierno».

«Este equipo de Gobierno sabe que cuenta con el apoyo de los vecinos, entre quienes cada día crece más la indignación hacia estas actuaciones desproporcionadas, y por lo tanto no vamos a ceder a ningún tipo de chantaje ni político ni sindical», señalan desde el Consistorio, en referencia al conflicto laboral abierto con algunos trabajadores municipales de la policía. El edil de Seguridad mostró su total apoyo al jefe de la policía local y a la forma en que distribuye los servicios en el municipio, afirmando que de forma ruin «se quiere desprestigiar, mezclándolo con cuestiones personales». Asimismo, en el comunicado también informan de que el Ayuntamiento ha ordenado la reapertura del expediente de información reservada, acerca del «exceso desproporcionado» de multas hacia los vecinos, «sin que obedezca a ningún plan de Alcaldía o Jefatura, quebrando supuestamente los principios de jerarquía, proporcionalidad y prudencia que debe regir cualquier intervención policial, exigiéndose en su caso las medidas disciplinarias correspondientes».

«Bajeza moral»

Con respecto a las declaraciones realizadas por Luis Miguel Molina, portavoz del PSOE de Alhaurín el Grande, en las que insinuaba una participación del exalcalde, Juan Martín Serón, en las órdenes dadas desde la Jefatura a los agentes, Rueda asegura que Martín Serón hace meses que dejó por completo la actividad política e institucional, que se dedica a la actividad privada y que nada tiene que ver ni con este asunto, ni con cualquier otro relacionado con el Ayuntamiento. «Luis Miguel Molina lo único que pretende es causar daño personal a Juan Martín Serón, lo que da una muestra clara de la bajeza moral y cobardía del dirigente socialista». El edil concluye señalando que todas son «maniobras orquestadas por la oposición y algún policía con el único propósito de desestabilizar al equipo de Gobierno».