La segunda fase del Caminito saldrá a concurso por dos millones de euros

La segunda fase del Caminito saldrá a concurso por dos millones de euros
  • Bendodo confirma que las principales actuaciones serán un centro de recepción de visitantes y un túnel en el desfiladero de los Gaitanes

La licitación para la segunda fase del Caminito del Rey, anunciada hace unos meses por el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, saldrá en las próximas semanas, y su valor estará cerca a los dos millones de euros. Así lo anunció ayer el máximo responsable del ente provincial, que además aprovechó para detallar en qué consistirán estas actuaciones, que vendrán, en definitiva, a mejorar las infraestructuras de un enclave que cada día visitan más de 1.000 personas.

La obra de mayor envergadura de la segunda fase es el centro de recepción que se construirá en una parcela en la carretera de acceso desde Ardales al Caminito, justo frente al cruce que conduce hasta El Chorro y Álora. Será un edificio de unos 500 metros cuadros, integrado en el paisaje, con la madera como protagonista, que se hará justo en un promontorio sobre el embalse del Conde del Guadalhorce. Contará con un mostrador de información y atención al público, tienda-librería, espacio para exposición de audiovisuales y charlas, así como un restaurante-cafetería.

Junto a este edificio, se hará un aparcamiento para unos 200 vehículos privados, además de una zona especial para autobuses privados y para el autobús lanzadera que une las dos entradas del Caminito del Rey. Estas obras, que cuentan con un presupuesto de 1,4 millones de euros, comenzarán en otoño y se prolongarán, según la Diputación, durante seis meses.

Igualmente, se destinarán 200.000 euros a la construcción de una rotonda para ordenar el tráfico en la zona y que servirá de acceso al propio centro de visitantes, a los pantanos y a El Chorro. Asimismo, se habilitará también un aparcamiento para vehículos en la barriada de El Chorro y se acondicionará un centro de información para visitantes en la estación de tren de El Chorro, en el que se invertirán 220.000 euros.

Además de este centro, la segunda fase abordará también partes del recorrido para corregir cuestiones relacionadas con la meteorología. La elevada velocidad del viento, a día de hoy, obliga en ocasiones a cerrar el acceso a la zona de los Gaitanes, que es precisamente una de las áreas más espectaculares del Caminito, justamente la que incluye el puente a 105 metros de altura, y que es el principal reclamo, así como la imagen principal del enclave. Para conseguir que los visitantes no se vean afectados por el cierre de esa zona, se construirá un túnel, que irá desde la compuerta hasta el puente. Se trata un antiguo canal de agua, de unos 300 metros de longitud, en el que se han creado miradores que permitirán la visión de la Garganta de los Gaitanes: se podrá ver el puente y la nueva pasarela, y la bóveda de ese paraje. Según se ha informado en la rueda de prensa de hoy, en la que también estuvieron presentes los alcaldes de Álora, Ardales y Antequera, se prevé que esta sea una de las primeras actuaciones, con el objetivo de que esté lista para el invierno, cuando las condiciones meteorológicas podrían ser más adversas. Por otro lado, se va a recuperar la cascada del viejo aliviadero, de una altura de 100 metros a través de una nueva conducción del agua.

Por otro lado, el presidente de la Diputación valoró los primeros meses desde que el Caminito funciona mediante una concesión, en este caso a la empresa Hermanos Campano. A su juicio, tanto el proceso como el funcionamiento es «absolutamente normal». «Se trata de una magnífica empresa; a veces voy a comprobar cómo está todo y veo que las instalaciones están perfectas y el modelo es bueno», ha señalado, en unas afirmaciones que han sido secundadas por los tres regidores presentes.