Diario Sur

La segunda fase del Caminito costará dos millones de euros

Un momento de la presentación de las nuevas actuaciones.
Un momento de la presentación de las nuevas actuaciones. / Salvador Salas
  • Bendodo ha anunciado esta mañana que la licitación saldrá en las próximas semanas, y que las principales actuaciones son un centro de recepción de visitantes y un túnel en los Gaitanes

La licitación para la segunda fase del Caminito del Rey, anunciada hace unos meses por el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, saldrá en las próximas semanas, y su valor estará cerca a los dos millones de euros. Así lo ha anunciado este mediodía el máximo responsable del ente provincial, que además ha aprovechado para detallar en qué consistirán estas actuaciones, que vendrán, en definitiva, a mejorar las infraestructuras de un enclave que cada día visitan más de 1.000 personas.

En concreto, esta futura segunda fase contará con el nuevo centro de recepción de visitantes y de interpretación en Ardales, junto al acceso al enclave. La intención de este espacio no es solo la de brindar información turística sobre el Caminito del Rey, su entorno natural y sobre los municipios que lo circundan, sino que también se podrán adquirir publicaciones y material audiovisual.

Además de este centro, la segunda fase abordará también partes del recorrido para corregir cuestiones relacionadas con la meteorología. La elevada velocidad del viento, a día de hoy, obliga en ocasiones a cerrar el acceso a la zona de los Gaitanes, que es precisamente una de las áreas más espectaculares del Caminito, justamente la que incluye el puente a 105 metros de altura, y que es el principal reclamo, así como la imagen principal del enclave. Para conseguir que los visitantes no se vean afectados por el cierre de esa zona, se construirá un túnel, que irá desde la compuerta hasta el puente. Se trata un antiguo canal de agua, de unos 300 metros de longitud, en el que se han creado miradores que permitirán la visión de la Garganta de los Gaitanes: se podrá ver el puente y la nueva pasarela, y la bóveda de ese paraje. Según se ha informado en la rueda de prensa de hoy, en la que también estuvieron presentes los alcaldes de Álora, Ardales y Antequera, se prevé que esta sea una de las primeras actuaciones, con el objetivo de que esté lista para el invierno, cuando las condiciones meteorológicas podrían ser más adversas. Por otro lado, se va a recuperar la cascada del viejo aliviadero, de una altura de 100 metros a través de una nueva conducción del agua.

Por otro lado, el presidente de la Diputación valoró los primeros meses desde que el Caminito funciona mediante una concesión, en este caso a la empresa Hermanos Campano. A su juicio, tanto el proceso como el funcionamiento es "absolutamente normal". "Se trata de una magnífica empresa; a veces voy a comprobar cómo está todo y veo que las instalaciones están perfectas y el modelo es bueno", ha señalado, en unas afirmaciones que han sido secundadas por los tres regidores presentes.