Diario Sur

Construir un arriate e instalar un grifo, prueba final para el puesto de sepulturero en Álora

El cementerio perote es el más importante en la comarca.
El cementerio perote es el más importante en la comarca. / Iván Gelibter
  • Entre hoy y mañana se conocerá el nombre del candidato seleccionado entre los once que iniciaron las pruebas hace más de un mes

Los once candidatos al puesto de sepulturero para el Cementerio de Álora vivieron en la jornada de ayer la segunda y última de las pruebas que los técnicos del Consistorio han realizado para seleccionar una persona para este puesto; ahora habrán de esperar hasta el día de hoy o de mañana para saber quién será el elegido.

Los aspirantes estaban citados ayer a las 9 de la mañana en una nave de los Servicios Operativos de la localidad, aunque sin saber a qué clase de prueba se deberían enfrentar. Finalmente, pese a que la jardinería es una parte importante del futuro trabajo, esta materia no formó parte de la prueba. La cuestión de la albañilería –a causa de la construcción de los nichos– se llevó todo el protagonismo, y los candidatos tuvieron que construir un arriate, además de instalar un grifo por el que debía correr agua para que fuera válido. Una vez terminado, los críticos llevan a cabo entre ayer y hoy una valoración del resultado para poder elegir a una persona que desempeñe las funciones.

Epicentro comarcal

Álora es, entre otras muchas cosas, uno de los epicentros de la cuestión mortuoria en la comarca del Valle del Guadalhorce. Hasta su cementerio se acercan a diario vecinos de otras localidades, ya sea por la muerte reciente de un familiar, o por visitar a aquellos que ya llevan más tiempo allí. Por esta razón, el camposanto del municipio perote cuenta, desde hace años, con dos sepultureros, ya que en todo momento debe haber alguien de guardia.

Tras la jubilación hace unas semanas de uno de ellos, el Ayuntamiento se lanzó a la búsqueda de una nueva persona que ejerza estas funciones, y para ello convocó una serie de exámenes –teóricos y prácticos– que han tenido lugar este mes. El que resulte vencedor de estas pruebas pasará a ser personal laboral indefinido del Ayuntamiento de Álora, con un sueldo que rondará los 1.200 euros netos al mes, a lo que habrá que sumar una serie de extras y complementos. La expectación ha sido enorme, y ahora toca conocer quién será el elegido.

Temas