Diario Sur

Una pesadilla en hora punta

Las horas punta registran varios centenares de metros de coches en caravana por el arcén de la hiperronda .
Las horas punta registran varios centenares de metros de coches en caravana por el arcén de la hiperronda . / I. G.
  • El acceso a Alhaurín por la hiperronda registra embotellamientos diarios

  • Pese a que en un principio el desdoblamiento del ramal se haría juntoal acceso norte al aeropuerto, la obra sigue sin fecha de inicio

Acceder a Alhaurín de la Torre en hora punta desde la hiperronda es una pesadilla diaria. Cada día, centenares de conductores tienen que sufrir largos minutos de un embotellamiento causado por la existencia de un solo carril en cada sentido para acceder a la localidad, y es habitual ver largas filas de coches en el arcén; una situación muy similar a la que ocurre en la salida de Arroyo de la Miel, en la A-7.

La historia viene de largo, y aunque la solución pasa por desdoblar este ramal de acceso, parece que nadie quiere hacerse cargo de la obra. Ya en octubre de 2014, el alcalde de Alhaurín de la Torre y entonces diputado en el Congreso por Málaga, Joaquín Villanova, expresó su satisfacción por que los Presupuestos Generales del Estado para ese año hubieran «desbloqueado» una de las actuaciones más importantes en materia de comunicaciones para el municipio: el denominado acceso norte al Aeropuerto, que señaló «conllevará el desdoblamiento del ramal de conexión de la hiperronda con Alhaurín».

Villanova apuntó durante el anuncio que llevaba tiempo negociando con el Ministerio de Fomento y los técnicos para que esta actuación incluyera el «deseado» desdoblamiento del ramal que enlaza la también llamada segunda ronda de circunvalación con la rotonda donde convergen la carretera Cártama-Churriana (A-7052) y la variante de Alhaurín de la Torre (A-404). El Ayuntamiento alhaurino declaró que siempre ha reclamado la duplicación de la calzada de este vial, para evitar las retenciones de tráfico que se originan en horas punta, y que en este tiempo, técnicos del Ministerio de Fomento habían visitado Alhaurín para valorar este proyecto y su viabilidad económica.

El primer edil confió en que también se tomara en consideración la postura municipal a la hora de rescatar la instalación de farolas de alumbrado público en aras de una mejor visibilidad y, por ende una mayor seguridad vial, así como las cuestiones relativas al ajardinado y embellecimiento del entorno. El clamor popular para que se ejecutara esta obra, además, no es algo nuevo. En 2011 se reunieron 7.000 firmas ciudadanas para protestar por los perjuicios en la movilidad urbana, pues este enlace absorbe a 50.000 conductores diarios, la mayoría de los cuales se concentran en las horas punta de la mañana, el mediodía y la tarde. Joaquín Villanova, por otro lado, lleva instando desde esos años a la Junta de Andalucía a que acometa también el desdoblamiento de la variante entre la la glorieta donde confluyen la A-404 y la A-7052 y la rotonda del Encuentro, «una medida sin la cual se seguirán produciendo retenciones de tráfico en horas punta». Esta pasada semana, el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, presentó finalmente este acceso norte al Aeropuerto, tras un acuerdo entre el Ministerio de Fomento y la Junta de Andalucía. Pese a ello, en ningún caso se contempla que esta actuación incluya el desdoblamiento del ramal, tal como aseguró Villanova que sucedería.

«Confianza»

Tras esta evidencia de que el acceso a Alhaurín de la Torre no sería desdoblado junto a la construcción del acceso norte al aeropuerto, fuentes del Consistorio alhaurino señalaron a SUR que en ningún momento han renunciado a estas actuaciones, y que mantienen la «confianza» en que se acometan estos trabajos mas pronto que tarde, aunque reconocen que no se puede establecer una fecha concreta, ni un presupuesto.

«El Ministerio se comprometió en 2014 a desdoblar el ramal, y por tanto estamos seguros que así se hará», añaden estas fuentes oficiales, que achacan el retraso, entre otras cosas, a la inestabilidad política en España y a la excesiva duración de este Gobierno en funciones. Mientras tanto, los vecinos de Alhaurín de la Torre y el resto de usuarios de este acceso tendrán que seguir aguantando de manera estoica estos embotellamientos diarios, a espera de que el Ministerio de Fomento (el actual o el próximo), tome una decisión al respecto.