El chare del Guadalhorce abre sus puertas: «Por fin tenemos nuestro hospital»

vídeo

Los usuarios estrenan los equipos el primer día de funcionamiento del chare. / Foto: Salvador Salas # Vídeo: Pedro J. Quero

  • El hospital abre 12 años después con ocho consultas diagnósticas

Con satisfacción, muchas sonrisas y algún «por fin» en la boca de más de un paciente, el Hospital Valle del Guadalhorce abrió ayer sus puertas 12 años y multitud de imprevistos y retrasos después. Usuarios como Encarni o Toñi, a las que les habían retrasado su cita en varias ocasiones en el Clínico, destacaron la «suerte» que supone tener un centro hospitalario «tan bonito» en la comarca, aunque esté aún lejos de prestar todo el servicio para el que fue concebido, ya que tan solo se ha abierto una parte del centro. Además, las características del chare –que según informaron desde la Consejería ya ha dejado atrás esta denominación para tener la de hospital–, también ayudan al paciente a que se pueda realizar varias pruebas en el mismo día, por lo que no tienen que acudir en jornadas distintas, lo que es un plus para los usuarios de estos municipios.

noticia relacionada
  • FotosAsí son las instalaciones del chare

Respecto a los trabajadores, estos de momento son pertenecientes al Clínico (en octubre, con la apertura de las urgencias se contratará personal nuevo), y también se mostraron satisfechos con un centro que, a simple vista, parece el más puntero y cuidado de la provincia. El director del hospital, Emiliano Nuevo, destacó el trabajo realizado por el personal sanitario para ponerlo en marcha con celeridad una vez que se hubo acabado el último de los escollos:el punto de vertido. El Sindicato Médico se quejó del poco personal y llevó a cabo una concentración de protesta.

El hospital atendió a un centenar de pacientes en lo que fue su primera jornada de actividad, en la que la asistencia se prestó con total normalidad tanto en el área de consultas externas, como de pruebas diagnósticas. Concretamente, se atendió a los pacientes en las especialidades de medicina interna, obstetricia y ginecología, radiodiagnóstico, digestivo, rehabilitación, fisioterapia, cardiología y dermatología. En otoño, que será cuando funcionarán las urgencias –los quirófanos y las plantas de hospitalización se abrirán a lo largo de 2017–, se prevé que el centro pueda prestar servicio a más de 800 personal al día, aunque será de modo gradual, ya que aún hay que probar muchos de los elementos que formar parte de una infraestructura cuyo edificio de nueva construccion contrasta sobremanera con otros más antiguos como Carlos Haya o el Clínico, al que pertenece este Valle del Guadalhorce.

La apertura del chare de Cártama cambia por completo el distrito sanitario del Valle del Guadalhorce. La puesta en funcionamiento del Hospital Valle del Guadalhorce ha supuesto una inversión de unos 30,6 millones de euros y acercará la atención especializada y urgente a los más de 105.000 habitantes de 13 municipios de la comarca, para los que se convertirá en centro de referencia: Alhaurín el Grande, Álora, Alozaina, Ardales, Carratraca, Cártama, Casarabonela, Coín, Guaro, Monda, Pizarra, Tolox y Yunquera. Finalmente, la Delegación Provincial de Salud ha decidido que los pacientes de Alhaurín de la Torre sigan perteneciendo al Clínico debido a su cercanía geográfica.

El edificio cuenta con una superficie de 19.400 metros cuadrados, en los que se distribuyen servicios de urgencias, actividad quirúrgica, consultas externas, pruebas diagnósticas y zona de hospitalización. Las dependencias se caracterizan por ser espacios diáfanos, donde la circulación de los usuarios es muy cómoda. Además, desde la Junta de Andalucía señalan que se han diseñado «circuitos diferenciados» para familiares y profesionales, lo que favorecerá «una mejor asistencia a los pacientes y un alto nivel de confortabilidad».

Ayer también comenzó a funcionar con normalidad el transporte público hasta el Hospital. Aquellos municipios que disponen de servicios de transporte que los unen con Málaga por la autovía A-357, se conectarán con el hospital mediante un pequeño desvío (aproximadamente unos 800 metros) de sus itinerarios habituales. Los pacientes del resto de municipios podrán tomar una lanzadera desde Cártama.