Diario Sur

El chare abre sus puertas mañana,con ocho consultas en funcionamiento

Recreación del edificio del chare, que cambiará elreparto de pacientes en la provincia.
Recreación del edificio del chare, que cambiará elreparto de pacientes en la provincia. / Iván Gelibter
  • El Hospital Valle del Guadalhorce, terminado hace cuatro años, estará a pleno funcionamientoa comienzos del añoque viene

La provincia de Málaga ya tiene un nuevo centro hospitalario. Aunque no exento de polémica y con una inauguración parcial, la apertura del chare de Cártama cambia por completo el distrito sanitario del Valle del Guadalhorce. La puesta en funcionamiento del Hospital Valle del Guadalhorce, que será un realidad mañana, supone una inversión de unos 30,6 millones de euros , y acercará la atención especializada y urgente a los más de 105.000 habitantes de 14 municipios de la comarca, para los que se convertirá en centro de referencia: Alhaurín el Grande, Alhaurín de la Torre, Álora, Alozaina, Ardales, Carratraca, Cártama, Casarabonela, Coín, Guaro, Monda, Pizarra, Tolox y Yunquera.

El edificio cuenta con una superficie de 19.400 metros cuadrados, en los que se distribuyen servicios de urgencias, actividad quirúrgica, consultas externas, pruebas diagnósticas y zona de hospitalización. Las dependencias se caracterizan por ser espacios diáfanos, donde la circulación de los usuarios es muy cómoda. Además, desde la Junta de Andalucía señalan que se han diseñado «circuitos diferenciados» para familiares y profesionales, lo que favorecerá «una mejor asistencia a los pacientes y un alto nivel de confortabilidad».

SURha podido saber que la dirección y los responsables de las distintas unidades de gestión clínica de los hospitales públicos de Málaga ya trabajan de forma conjunta con los responsables de atención primaria del Distrito Sanitario Málaga-Valle del Guadalhorce, para consensuar y establecer los criterios de derivación de pacientes al nuevo centro, así como los circuitos de acceso al mismo, en base a la cartera de servicios autorizada y según los criterios de calidad y eficiencia establecidos.

Pese a la importancia de que el chare finalmente abra sus puertas, lo cierto es que el centro no lo hará al 100 por cien de su capacidad. La inauguración del nuevo centro hospitalario contempla el inicio de la actividad asistencial en las áreas de consultas externas y de pruebas diagnósticas, en concreto, de las especialidades de Medicina Interna, Obstetricia y Ginecología, Radiodiagnóstico, Digestivo, Rehabilitación, Fisioterapia, Cardiología y Dermatología. Según el cronograma previsto de la Junta, a partir de octubre entrará en funcionamiento el área de Urgencias, Laboratorio y Farmacia, y con el inicio de la actividad en las áreas quirúrgica y de hospitalización a lo largo del año 2017, quedará completada la apertura de este nuevo centro hospitalario.

A la izquierda,interior del centro.

A la izquierda,interior del centro. / Iván Gelibter

En estas últimas semanas, y con el objetivo de comprobar el correcto funcionamiento del equipamiento con el que cuenta el centro, un grupo de profesionales ha estado trabajando para recepcionar todo el almacenaje, la habilitación y adecuación de los puntos informáticos y, en general, para gestionar todos los aspectos logísticos relacionados con la apertura. Asimismo, numerosos colectivos sociales y profesionales han estado recorriendo las instalaciones, de las que salieron visiblemente conformes.

Servicios de transporte

En lo referente al transporte público hasta el chare, Fomento hizo oficial la semana pasada los nuevo s cambios:debido a que cuatro de estas localidades pertenecen al área metropolitana de Málaga y el resto queda fuera de la misma, se ha articulado un diseño de los servicios que contempla dos soluciones diferentes.

Aquellos municipios que disponen de servicios de transporte que los unen con Málaga por la autovía A-357, se conectarán con el hospital mediante un pequeño desvío (aproximadamente unos 800 metros) de sus itinerarios habituales. Es el caso de Álora, Alozaina, Ardales, Carratraca, Casarabonela, Yunquera, los núcleos de población Zalea y Cerralba, del municipio de Pizarra, y los de Gibralgalia y El Sexmo, de Cártama.

En cuanto a los municipios de Alhaurín el Grande, Cártama, Coín,Guaro, Monda, Pizarra y Tolox, dado que los actuales servicios que los conectan con Málaga están muy distantes de la ubicación del nuevo hospital, y considerando que el desvío de los mismos ocasionaría un «grave perjuicio» en tiempo a los usuarios cuyo destino no es el centro hospitalario, se ha optado, puesto que todos estos servicios pasan por Cártama, que sea en este punto donde los viajeros puedan transbordar a una lanzadera que los desplazará hasta el hospital.