De la Trump Tower a la Milla de Oro

Tiffany Trump y Ross Mechanic, en una imagen de Instagram. / Sur

Tiffany, la menor de las dos hijas del presidente de EE UU, abandona Marbellatras cuatro días de vacaciones

HÉCTOR BARBOTTA

No es la primera familiar de un presidente norteamericano que elige Marbella para unos días de vacaciones, pero sí la primera de un mandatario republicano que lo hace. Su antecesoras, Chelsea Clinton y Michelle Obama, no tienen ninguna afinidad política con Tiffany Trump, pero sí, por lo que se ve, similares gustos a la hora de elegir un sitio de descanso. La menor de las hijas del mandatario norteamericano abandonó ayer Marbella tras pasar cuatro días de descanso junto a su novio, Ross Mechanic, con quien disfrutó de paseos por la playa, visitas al casco antiguo y una cena, el martes por la noche, en uno de los restaurantes del grupo Trocadero, el Trocadero Playa, situado en plena Milla de Oro, adonde llegaron andando.

Pese a que se prodigaron por diversas zonas de Marbella y aunque los papparazzi estaban sobre la pista, no hay, que se sepa de momento, imágenes que inmortalicen la visita. Posiblemente porque Tiffany, a diferencia de su hermana Ivanka, tiene un perfil público más bajo y ello le ha permitido pasar inadvertida ante la multitud de turistas que ya ha invadido la ciudad móvil en mano.

Tiffany, de 23 años y cuya ocupación más relevante parece ser su frenética actividad en Instagram –donde seguramente pronto aparecerán fotos de Marbella– y su novio, Ross Mechanic, un año menor y licenciado informático, llegaron al Aeropuerto de Málaga el pasado lunes y se alojaron en el hotel Puente Romano, uno de los clásicos de la Milla de Oro.

El martes cenaron en el Trocadero Playa y a partir de allí su visita tomó estado público. Los jóvenes estuvieron rodeados de un rígido cordón de seguridad formado tanto por agentes españoles como por miembros del Servicio Secreto, el cuerpo de elite que custodia al presidente de Estados Unidos y a su familia.

Cenaron en la playa y en el casco antiguo, donde visitaron una galería de arte

Se sabe que estuvieron en el casco antiguo de Marbella y que al parecer les gustó porque repitieron visita. En una primera ocasión cenaron en un restaurante de la Plaza de los Naranjos y en la siguiente, el miércoles, visitaron una galería de arte. La segunda visita al casco antiguo fue fugaz. Había demasiada gente y los escoltas ordenaron retirada. Ayer sobre las 12 del mediodía abandonaron el hotel. Un par de horas después embarcaron en el Aeropuerto de Málaga a través de la puerta de autoridades.

La pareja se alojó en el hotel Puente Romano hasta ayer a mediodía

El alcalde de Marbella, José Bernal, sacó pecho ayer al valorar la visita de la forma más sutil: quitándole cualquier carácter excepcional e inscribiéndola en el plano de la normalidad. «Viene ella que es famosa y conocida como vienen cientos y cientos de personas que son exactamente igual y que no salen en los medios de comunicación o no son famosos pero tienen el mismo poder adquisitivo que pueden tener ellos», aseguró.

Fotos

Vídeos