«¿Por qué solo se fijan en mi relación con Bisbal?»

Chenoa, ayer en la presentación de su libro en el Círculo de Bellas Artes de Madrid . / Óscar Chamorro

Chenoa cuenta parte de sus 42 años de vida en 'Defectos perfectos', pero avisa: «Me he guardado cosas»

VÍCTOR NÚÑEZ JAIME

Después de cumplir 42 años, María Laura Corradini Falomir, Chenoa, ha decidió publicar sus memorias. Se llaman Defectos perfectos (Ediciones Martínez Roca) y en su primer día a la venta en Amazon se agotaron en dos horas. Ayer las presentó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid ante los reporteros de las revistas del corazón y los programas de cotilleo y, lo primero que hizo, fue reprenderlos por «sacar de contexto algunos extractos del libro», por no leerlo completo, por fijarse únicamente en la relación sentimental que mantuvo con David Bisbal y por no recordar que él también ha escrito un libro y «no es justo que las balas siempre vengan hacia mí». Mientras la imprenta comienza ya la segunda edición, la cantante, muy segura de sí misma, enfundada en un vestido de volantes amarillo chillón, advierte que lo mejor es hablar con ella después de que se haya tomado un café.

- ¿Y hoy ya se lo ha tomado?

- Sí, ya. Adelante.

- Hace tres meses cumplió 42 años. ¿Es el mejor momento para hacer una biografía?

- No es exactamente una biografía. Es, sobre todo, un libro de vivencias o experiencias para que la gente, principalmente los 'chenoistas', conozcan hasta la última espina que tengo clavada. Son 200 páginas de catarsis.

Más

- Ahora dirá que no se ha guardado nada.

- [ríe] Pues la verdad es que sí me he guardado cosas. Porque quizá haya un segundo libro.

- ¿Y por qué le ha dado por escribir y no por hacer un nuevo disco?

- Bueno, ya llevo dos años con el último trabajo y apenas estoy gestando un nuevo proyecto. Hice un libro porque nunca lo había hecho y este era el momento. No hay más explicación, como alguien quiere dar a entender. Me apetecía ahora y ya está.

- ¿Y lo ha presentado en el Círculo de Bellas Artes para entrar con buen pie en el mundillo literario?

- [ríe] No es mi intención. Repito: esto es un ejercicio de catarsis para que el público me conozca mejor.

- ¿Qué ha sido lo más difícil de contar?

- Soy una persona muy positiva y al buscar acontecimientos en mi memoria me di cuenta de que había muy pocas partes tóxicas. O, bueno, me ha costado mucho más acordarme de lo malo que de lo bueno. La mente es traicionera y al final recuerdas las cosas como te da la gana.

- Y recordando y recordando hay, incluso, ajustes de cuentas.

- No. Para nada. Desde luego, cada quien interpreta un libro como quiere. Pero aquí no hay que buscar explicaciones adicionales, digo yo.

- ¿Todavía no se ha acostumbrado a lidiar con la prensa rosa?

-¿Lo dices por la rueda de prensa de hace un momento?

- Ha estado muy educada y correcta, pero también muy a la defensiva...

- Yo comprendo vuestro trabajo, ¿eh? Pero supero las intromisiones en mi vida privada teniendo mucha coherencia y trabajando mucho en la persona y no en el personaje. Me sirve mucho ver quién habla y qué vínculo tiene conmigo. Ninguno, en más de una ocasión. Por eso no dejo que eso me afecte.

- ¿Nunca la portada de una revista le ha arruinado el día?

- No lo he permitido. Es cuestión de psicología emocional. De todas formas, siempre hay alguien cercano que te conoce y sabe cómo ayudarte para no perder el norte. Y tomarse las cosas con sentido del humor, también ayuda.

- Supongo que sabía que los detalles de la ruptura de su relación con Bisbal sería lo que más iban a destacar de su libro.

-Algo supuse. Pero no pensé que tanto. El problema es cuando descontextualizan o inventan detalles. ¿Por qué solo se fijan en la relación que tuve con Bisbal? ¿Por qué no se hacen eco de las mascarillas que me pongo? Seguro que eso interesa más.

- Hablando de detalles: ¿qué le dijo Bisbal al oído la noche del concierto de la 'cobra'?

- En el libro digo claramente que no lo revelaré. ¿Qué parte del 'No lo voy a contar' no has entendido?

- ¿Su padre aparece en el libro?

- Sí, mi padre aparece en el libro.

-El año pasado, después de la 'cobra', él habló sobre usted desde Argentina y luego vino a España y...

- [interrumpe] No me interesa hablar sobre el tema. Para nada.

-¿A qué sabe el triunfo?

- Pues no sé si tiene mucho sabor. Lo que sí sé es que trabajar en lo que te gusta es lo más. Pero la palabra triunfo me produce mucha presión.

Temas

Chenoa

Fotos

Vídeos