¿Por qué sigue vivo el mito de Diana de Gales?

Diana de Gales.
Diana de Gales.

Un repaso a la vida de cuento sin final feliz de la 'reina de corazones' que nunca reinó en el corazón del príncipe.

ANA CALVO/MUJERHOY

El 31 de agosto de 1997 moría Lady Di en París, en un accidente de coche aún rodeado de incógnitas y silencios, junto a su novio, Dodi Al Fayed. Fue en el Puente del Alma, a orillas del Sena, dicen que por una alocada persecución de paparazzi que querían inmortalizarla de madrugada junto al hombre que parecía haberle devuelto esa sonrisa tímida que perdió en su matrimonio con el Príncipe de Gales, aunque solo fuera de cara a la galería.

La muerte de Diana es uno de esos recuerdos de mis veranos de primera adolescencia en la sierra que tengo grabados: me veo a mí misma delante de la tele, interesadísima en todo lo que contaban en 'Extra Rosa' (aquella crónica de sociedad que hacían Ana Rosa Quintana y Rosa Villacastín), sin importarme lo más mínimo que ese día hubiera programa especial y no emitieran esa serie que tanto me gustaba. (Más información en Mujerhoy.com).

Fotos

Vídeos