EL DÍA DE LA RUPTURA. «Pensé que era una broma y no lo era»

Aquel día Chenoa encendió el televisor y vio a su novio declarar que no estaba con nadie. «Tenía que ser una broma de mal gusto, pero no: era el peor día de mi vida. Le llamé y una voz contestó que aquel número no correspondía a ningún usuario. Él no estaba y el teléfono no era de nadie. Volví a marcar. Nada», cuenta la cantante en el quinto capítulo de 'Defectos perfectos'. Días después habló con la hermana de David Bisbal y ésta le dijo que una empresa de trasportes iría a su piso a recoger las cosas de David. «Ah, por cierto: cuidado con sus premios», le especificó. Chenoa y su propia madre metieron en unas cajas los «putos premios» de su amor perdido y luego los periodistas comenzaron a llegar a la puerta de su casa. Ella salió destrozada, en chándal y entre lágrimas declaró que su relación sentimental había terminado. Chenoa aún recuerda a su madre «mirando aquellas cajas que nosotras debíamos montar, toda aquella ropa que nosotras debíamos doblar. Otra madre lo habría tirado por la ventana». Preguntado ayer por este asunto, Bisbal comentó que creía superados aquellos capítulos de su historia y aunque, por sus palabras no parecía enfadado con esa versión de Chenoa, dijo: «Siempre hay dos versiones».

Fotos

Vídeos