Pastora Soler confiesa que quiso "quitarse la vida" tras perder la voz

Pastora Soler confiesa que quiso "quitarse la vida" tras perder la voz

"Quería desaparecer y lo único que pensaba era que por qué no había algo que me quitara del medio. Había demasiado dolor" relató anoche la cantante sevillana a Bertín Osborne

SUR

Han pasado casi tres años desde que Pastora Soler abandonara el escenario de Teatro Cervantes de Málaga en pleno concierto. ¿La culpa? El pánico escénico. La cantante, ha admitido que se vio sobrepasada. «Esa gira tenía un repertorio muy exigente y eso lo llevaba ya por dentro», confesó en 'Mi casa es la tuya'. La intérprete fue anoche la protagonista del programa de Bertín Osborne, ante el que se sinceró desde el sofá de su casa en la localidad sevillana de Coria del Río. Soler se abrió en canal como se suele decir y buceó -entre lágrimas- en el que ha sido el episodio más duro de su vida. "Me quedé muda, sin voz, de la misma tensión (...) Le dije a mi hermano 'se acabó'", comenzó a recordar el momento en el que todo su mundo se derrumbó. Ese instante en el que se fue a bambalinas para cambiarse de traje y ya nunca volvió. "Tengo una imagen de meterme debajo de una mesa y si hubiera habido algo allí debajo me hubiera quitado la vida", añadió. "Quería desaparecer y lo único que pensaba era que por qué no había algo que me quitara del medio. Había demasiado dolor. Cerré los ojos, me vistieron, me metí en el coche y no abrí los ojos hasta que llegué al hotel. Esa noche no dormí y ya lo había pensado, que ya, que se acabó, que ya no podía más", relató visiblemente emocionada. Y Pastora desapareció. Dio explicaciones a su entorno, a los suyos y puso tierra de por medio.

Tras aquel difícil trance, la cantante dejó de lado los escenarios durante dos años. Ahora, Pastora Soler ha vuelto con nuevo trabajo y para celebrarlo ha querido abrir las puertas de su casa a Bertín. Soler, que regresará al Teatro Cervantes el próximo 8 de diciembre -cuyas entradas se agotaron nada más salir a la venta- compartió con el presentador cada detalle de aquel fatídico día: "Mis padres tenían la cara desencajada y yo estaba todo el rato intentando quitar al asunto el dramatismo que tenía, que era mucho. Yo había pensado que había sido muy feliz durante los 20 años que había durado mi carrera pero que no podía más. Cogí el teléfono y escribí un comunicado sin consultarlo con nadie",indicó la sevillana. "La que se lió fue... Me fui de aquí a casa de mis padres. Era trending topic en Twitter. Lo del miedo escénico fue algo que llamó mucho la atención. Yo empecé a recibir ayuda psicológica y eso me ayudó a tomar la decisión de dejar la música", destacó la intérprete.

Durante su entrevista, Soler contó con la visita de 'eurovisivas' de la talla de Massiel, Remedios Amaya, Rosa López y Soraya Arnelas. "Yo sabía que no iba a ganar", comentó la cantante después de que Bertín le preguntara por su experiencia en Eurovisión. "Ese año estaba Loreen, con el tema 'Euphoria'. Eso era un éxito antes de llegar al Festival. Cuando yo terminé mi actuación, crucé mi pasarela, había un punto en el que solo quería beberme dos o tres vinitos",aseguró de Coria del Río, que afirmó con rotundidad que "no volvería a Eurovisión en un futuro".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos