Paris Hilton: «Chicos, nos vemos en Puerto Banús»

Paris Hilton regresa a Marbella para ofrecer una sesión como dj después del ‘pinchazo’ de su última visita el pasado verano. / Josele-Lanza -

La célebre dj anuncia su regreso a Marbella para pinchar tras la ‘espantada’ en su última visita estival

HUGO SIMÓN

«Chicos, no puedo esperar a tener una noche increíble con todos vosotros, nos vemos en Puerto Banús, en la mejor fiesta de la historia, os quiero». París Hilton anuncia su regreso a Marbella para pinchar en una discoteca al cumplirse casi un año de su última visita a la ciudad, cuando protagonizó una célebre ‘espantada’ ante el asombro de las más de 800 personas que contemplaban su sesión dj en la mítica Olivia Valère. Entonces se marchó sin decir esta boca es mía después de ‘pinchar’ durante poco más de una hora y media, a pesar de que su actuación debía de ser de tres horas. La huída estuvo a punto de costarle una demanda por incumplimiento de contrato. Doce meses después, la bisnieta del fundador de la cadena hotelera Hilton vuelve en temporada estival para exhibir su talento musical y demostrar su habilidad con los platos y la mesa de mezclas. Tras el episodio del pasado verano, se plantea la duda de si en esta ocasión no habrá sorpresas. 

El enclave elegido para la cita será la discoteca Mirage, en Puerto Banús, y la fecha seleccionada el próximo sábado, 12 de agosto, aunque inicialmente estaba programada para el pasado día 3. La propia Hilton informa del cambio, aunque no explica las razones, en el vídeo promocional en el que invita a asistir a la «mejor fiesta de la historia». Ataviada con un vestido blanco, gafas oscuras, una gargantilla de brillantes y una gran tiara dorada, la modelo y empresaria expresa sus deseos incontenibles de pasar una «noche increíble» con todos los asistentes. La actuación se enmarca en la gira europea de la famosa dj, bautizada con el mismo nombre que su nueva fragancia, ‘Gold Rush’. Las entradas para presenciar la sesión, a un precio de 50 euros, se encuentran agotadas, según la página web de Mirage.

No ha trascendido, por el momento, el caché de Hilton. El pasado año cobró alrededor de 70.000 euros, además del desplazamiento de ella y su equipo desde Ibiza a Marbella. Más que suficiente para desembolsar el pasado otoño 8.000 dólares –algunas informaciones situaban el precio en 13.000- para adquirir una nueva mascota, un cachorro de chihuahua que supliera la ausencia de ‘Tinkerbell’, un pequeño can de la misma raza que siempre acompañaba a la empresaria y que se hizo casi tan popular como ella. Hilton ha bautizado a su nueva mascota-complemento como ‘Diamond Baby’ y le ha abierto su propia cuenta en Instagram, donde el chihuahua tiene más de 14.000 seguidores. Su dueña tiene millones.

La polifacética celebridad, que gestiona 20 perfumes y otras 17 líneas de productos, pasa los veranos en Ibiza, donde habitualmente ejerce como dj. Su relación con Marbella es siempre profesional, esporádica –llega, ‘pìncha’ y se va– y, si nos atenemos al pasado año, también polémica. Hilton suspendió una primera sesión alegando problemas de salud y cuando, unas semanas después, sí acudió a la cita con Olivia Valére no permitió la presencia de fotógrafos durante su actuación y a mitad de la misma abandonó la cabina para no volver. Algunos de los asistentes habían abonado hasta 3.000 euros por mesa. La propietaria de la mítica discoteca marbellí se mostró muy contrariada con la actitud de la popular dj, pero decidió finalmente no demandarla por incumplimiento de contrato. «No puedo esperar a veros a Mirage», afirma ahora Hilton. Queda la incógnita de cuál será en esta ocasión su comportamiento. ¿Ofrecerá esta vez su mejor versión o ejercerá de nuevo de diva caprichosa? Se aceptan apuestas.  

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos