Del escaparate a la Pasarela Larios

Vistoso vestido de la firma Carmiña Romero/Álvaro Cabrera
Vistoso vestido de la firma Carmiña Romero / Álvaro Cabrera

Firmas nacionales e internacionales muestran sus colecciones para el próximo año en el cierre de la ‘fashion week’ malagueña

ANDREA RODRÍGUEZ

La Pasarela Larios Fashion Week finalizó ayer su séptima edición con las nuevas colecciones de algunas de las firmas más conocidas en nuestro país y a nivel internacional. Un ambiente de nervios e ilusión se palpaba entre los asistentes a una pasarela, que como cada año, se celebra en pleno centro de la ciudad y al aire libre, con un clima ideal para dejar con buen sabor de boca a dos días intensos donde la moda se convierte en protagonista. El reloj marcaba las 20.30 horas cuando arrancó el desfile más esperado en una noche de sábado llena de glamour.Carmiña Romero realizaba la apertura del evento con una colección repleta de color. Una línea basada en estampados de tonos rosáceos, malvas combinada con otros más fríos que jugaban con la gama de azules y verdes.

Una vez más, la firma Olimara mostró a una mujer elegante y segura de sí misma en la pasarela, con trajes caracterizados por largos de bajos extremos y colores vivos como el rojo pasión, una apuesta arriesgada para la próxima temporada.

Noticia relacionada

Savida, una de las marcas de la compañía irlandesa Dunnes Stores, abrió el desfile de esta multinacional que por primera vez paseó sus modelos por calle Larios. La firma más joven de la empresa apostó por la unión de texturas que tuvieron como principal componente el cuero. Pero no fue lo único que destacó de su colección, ya que las botas de brillo, los abrigos de estampado de flores y los volantes también se hicieron eco durante la noche. Costelloe Casual Men no tardaba en llegar y sus diseños no dejaron a nadie indiferente. Gran cantidad de colores oscuros que combinaban a la perfección con los bolsos y carteras a modo de complementos para mostrar un hombre moderno. Lennon Courtney llenó el escenario con modelos de colores lisos y ceñidos que realzaban la figura de la mujer.

En la imagen superior, un diseño de Impecable Modas. A la izquierda, la moda baño llegó con Livia Monte Carlo. Al lado, traje de Emidio Tucci / Álvaro Cabrera

La siguiente firma en pasar por la alfombra azul fue Gloria Ortiz que convertía a la mujer en una guerrera a través de un estilo rockero, desenfadado y juvenil. Otra de las marcas de El Corte Inglés, Yera, consiguió reivindicar a la mujer clásica de largos abrigos y estampados tradicionales. Al igual que la propuesta de Zendra con una colección inspirada en la mujer de los años 20: guantes, sombreros y medias lenceras con mucho tacón. Emidio Tucci volvía a destacar la imagen de un hombre muy masculino con trajes de chaqueta acompañados de chalecos y botines.

Tintoretto se rindió al famoso ‘total look’, aunque incluyendo pinceladas de creatividad como las zapatillas bicolor en blanco y negro. Los espectaculares trajes de baño llegaron de la mano de Livia Monte Carlo. Entre los modelos destacaban los escotes pronunciados en V tanto en la espalda como en la parte delantera, rayas marineras y algunos en palabra de honor. Una línea basada en el blanco y el negro como tonos predominantes para la próxima temporada. La magia de cuento de hadas llegó con Impecable Modas, que trasladó al público presenta a otro mundo. Vestidos con telas fantasía, coronas de flores exageradas y la combinación de encaje, plumas y brillantina para poner el broche final de la noche.

Por último, veinte jóvenes diseñadores realizaron una muestra de sus modelos para el concurso inspirado en los vinos de Ribera del Duero. Piezas con uvas reales, camisas manchadas de vino y más fueron las propuestas La ganadora, Celia Pérez, se hacía con el galardón que contribuirá a sus proyectos futuros.

Fotos

Vídeos