Diario Sur

La Pasarela Larios se renueva

vídeo

/ Foto: Fernando González| Vídeo: Pedro J. Quero

  • La sexta edición de la gran cita con la alta costura malagueña se abre a diseñadores emergentes

  • 16 firmas presentaron anoche sus propuestas sobre la alfombra azul más larga de Europa demostrando la buena salud de la moda local

Clásica pero con las tendencias muy presentes. Sofisticada y elegante sin renunciar a explotar su lado más sexy. Romántica y dulce aunque capaz de arriesgar y sacar de paseo su faceta más transgresora. Así es la mujer a la que quieren vestir los diseñadores malagueños. La gran cita con la moda local puso anoche sobre la mesa las cartas que jugarán sus creaciones cara a la nueva temporada de otoño/invierno. Ante una calle Larios abarrotada de fashionistas y curiosos, el escaparate de la alta costura celebró su sexta edición. La más concurrida en cuanto a participantes (nada menos que 16 desfiles recorrieron la alfombra azul más larga de Europa, frente a la media de 10-12 pases de los últimos años), la de sonadas ausencias (como la del veterano Miguel Ángel Ruiz que este año ha preferido quedarse entre bambalinas ayudando a su colega Gemma Melé) y la de caras nuevas. A destacar, tres jóvenes diseñadores (Bartolomé Barrera, Hugo Clavelina y Jorge Sánchez) que evidencian la apuesta de los organizadores por renovar el cartel y abrir paso a agujas emergentes.

  • Resumen en imágenes de la primera jornada de la Pasarela Larios 2016

Pasadas las 20.50 horas, con un ligero retraso, arrancó una edición marcada también por la polémica. Y es que a principios de septiembre Montesco (una de las firmas fieles a esta cita) anunció mediante un comunicado su decisión de no acudir a Larios al considerar que «no se cumplen las condiciones indispensable» para mostrar sus diseños. A juicio de la casa de alta costura, la pasarela -gestionada por Nueva Moda- acumula una serie de deficiencias a nivel organizativo que deslucen la puesta en escena de sus creaciones y que urge subsanar, "por el bien de las nuevas generaciones". Entre ellas el ritmo de los desfiles, que ayer sin embargo ganó en agilidad respecto a otros años, lo cual es de agradecer. Si bien, quedan asignaturas pendientes que deberán pulirse para que la cita brille con todo su esplendor.

Una vez más Sonia Peña rompió el hielo con su nueva colección de trajes de fiesta, dirigidos a una invitada dispuesta a hacerse notar. Pamelas XL, vestidos con bolsillos y ‘print’ floral centraron su estilosa apuesta al ritmo de acordes cinematográficos. Tras ella un modisto novel: Hugo Clavelina. Uno de los descubrimientos de la noche. El joven acudió a la alfombra cargado de ‘Ilusiones’. Una explosión de color dirigida a hombres con un punto transgresor con la que busca recrear lo que sentía cada vez que el circo visitaba su Córdoba natal. Pura diversión y un soplo de aire fresco. Su abrigo de pompones multicolor y su mono transparente fue de lo más arriesgado -y comentado- de la velada. Pero es que en moda el que no arriesga no gana. Y él salió victorioso.

Con Jesús Segado llegó la magia... y Morgana. Un homenaje a la mujer malagueña, salida del mar, con ese romanticismo y esa delicadeza que nunca defraudan. Gran trabajo de patronaje y elaboración artesanal que conquistó a los presentes. En Morgana brillan los bordados de tela en relieve, las incrustaciones de pedrería, pailletes y cristal, así como las aplicaciones, que en esta nueva colección del malagueño evocan motivos de la naturaleza, como pájaros y mariposas, magistralmente integrados a sus diseños.

La temperatura subió acto seguido con las transparencias de Ángel Palazuelos y sus ‘Flores de Guzmán’, un viaje bucólico con una llamativa puesta en escena realizada en colaboración con el vivero malagueño. A Palazuelos hay que reconocerle su esfuerzo por crear espectáculo y sorprender al público de Larios, que en esta edición cayó rendido a la exhuberancia de sus modelos. En eso no hay quien le gane.

Encajes y transparencias

Ikram El Louah y sus sofisticadas túnicas cuajadas de pedrería pusieron la nota exótica a la velada, que se tiñó de rosa con las propuestas de Asunción Retamero -y su ‘Pink life’, a mi juicio excesiva- y destiló aires retro con la malagueña Antonia García Galiano. A destacar sus vestidos-abrigo, sus cinturas marcadas y sus tacones de vértigo, que le jugaron una mala pasada a una de sus modelos, obligada a recorrer los más de 300 metros de pasarela coja, con un zapato roto arrastrándole. Todo un ejercicio de proeza que la joven afrontó con una profesionalidad digna de elogio. Cosas del directo.

Tras Galiano tomó el testigo la homenajeada de la noche: Gemma Melé, quien recogió el Alfiler de Oro en reconocimiento a su dilatada trayectoria, que suma ya tres décadas. La modista acertó con ‘Glamour’, una exquisita colección hiperfemenina basada en los tejidos tipo Chanel pensada «para una mujer urbana y polivalente» con tocados de Rosario Berrocal y pendientes de Belen Zotano. Maravilloso el vestido de novia en tweed que lució la hija de la diseñadora, fija en sus desfiles.

Y, puestos a celebrar, Rafael Urquízar también quiso dedicar su paso por esta sexta edición de Larios a sus 30 años de carrera con ‘Thirty’. Escotes de vértigo, destellos metalizados y una puesta en escena muy lírica -con pelucas plateadas- fueron algunas de sus bazas. ¿Las de Javier Alcántara? Las capas, los bajos asimétricos, los detalles geométricos o la superposición de prendas, protagonistas de su línea ‘Chic decó’. Una colección de base clásica influenciada por la corriente artística art decó con bordados en hilo de seda, cristales y plumas con el blanco y negro como reyes de la paleta. Alcántara es de esos valores seguros que tampoco falla sobre la pasarela malagueña.

Y del ‘arty’ de Alcántara, al ‘sport deluxe’ de Mario Teo. La firma abanderada por Mario Camino se estrenó en la noche del viernes (tradicionalmente desfilaba el sábado) con su inconfundible aire ‘british’, en esta ocasión inspirado en la vestimenta deportiva de principios del siglo XX. Cortes impecables, lujosos botones, remates en piel y originales solapas para un dandi actual renovado. Geniales los zapatos y bolsos de Abraham Zambrana, que pusieron la guinda aportando color a los interesantes estilismos de la firma. ¿Mocasines con cordones amarillos? ¡Por qué no!

Jorge Sánchez (con los guiños flamencos de su ‘Oasis’), Valerio Luna, Carla Ruiz -sus aplicaciones florales doradas sobre cuello o mangas enamoraron- y la internacional Mona Al Mansouri fueron otros de los debutantes en la gran noche de la alta costura malagueña. También fue la primera vez para Bartolomé Barrera, la gran revelación de este año con su interpretación del folclore ruso. De sobersaliente. Sus siluetas marcadas, sus juegos de volúmenes y su minucioso trabajo artesanal demuestran que el relevo generacional está más que asegurado. Hay moda malagueña para rato.

Este sábado, nueva jornada

Y tras la resaca de la alta costura, hoy sábado la Pasarela Larios celebra su segunda y última jornada, dedicada a las firmas comerciales. Este año y como novedad principal en el marco de la cita se conceden los premios Ribera del Duero para reconocer el trabajo de los jóvenes creadores malagueños. Así, bajo la iniciativa #EspírituRibera el Consejo Regulador de Ribera del Duero ha seleccionado a diez modistos emergentes para que confeccionen una pieza inspirada en sus vinos que se presentarán durante el evento.

Las firmas comerciales que desfilarán hoy sábado serán Olimara, La Gioconda Novias&Fiesta, Protocolo, Sir Lucky, Teria Yabar, Carolina Morató con tocados Carmen Beltrán, las firmas de El Corte Inglés Tintoretto, Emilio Tucci Black, Amitié, Elogy, Síntesis, Dalal Alhasan, Impecable Moda y Félix Ramiro, firma a la que se reconocerá su trayectoria en el mundo de la moda.

Como broche final a Pasarela Larios se podrá disfrutar de la presentación de la colección que ha diseñado el actor Antonio Banderas para la firma Selected bajo el nombre Antonio Banderas design by Selected Homme.

Temas