Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa celebran su comida de final de régimen en Marbella

Isabel Preysler junto a Mario Vargas Llosa, en Marbella. /Josele-Lanza -
Isabel Preysler junto a Mario Vargas Llosa, en Marbella. / Josele-Lanza -

La reina de corazones y el premio Nobel eligen un conocido restaurante frecuentado por rostros famosos para despedir su estancia en la ciudad

NIEVES CASTROMarbella

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa han terminado el ayuno voluntario al que se han sometido en la famosa clínica Buchinger de Marbella. Para celebrar el final de la terapia con la que han recargado cuerpo y mente, la pareja comió este viernes en El Ancla, restaurante marbellí muy frecuentado por los famosos a razón de la calidad de sus platos y la discreción de su personal.

La reina de corazones y el premio Nobel de Literatura acudieron al almuerzo, que también pone punto y final a su estancia en la ciudad, en compañía de otras dos parejas. Compartieron mantel y buena conversación con Marisa de Borbón y su marido, Alfonso, y con José María Amusátegui, ex presidente del Banco Santander Central Hispano, y su mujer.

Josele-Lanza -

El paso por la clínica Buchinger forma parte del ritual de verano de Vargas Llosa desde hace años. Esta vez Isabel Preysler y su hija Tamara Falcó, lo han acompañado durante los 15 días que ha durado la terapia y que, básicamente, consiste en seguir un régimen espartano. Al parecer, mientras que el escritor y la hija del marqués de Griñón apostaron por una cura de adelgazamiento, Preysler se ha dedicado a descansar.

Fotos

Vídeos