El heredero saudí tiene la casa más cara

El príncipe saudí Mohamed bin Salman (arriba) pagó 275 millones de euros por el flamante ‘chateau’/. R. C.
El príncipe saudí Mohamed bin Salman (arriba) pagó 275 millones de euros por el flamante ‘chateau’ / . R. C.

El príncipe Salman es el misterioso comprador del ‘chateau’ Luis XIV, que le ha costado 275 millones

I. GALLASTEGUI

Mohamed bin Salman, heredero al trono en Arabia Saudí, ha resultado ser el comprador misterioso de la que se considera la casa más cara del mundo, un castillo rodeado de 23 hectáreas de jardines a las afueras de París comprado en 2015 por 275 millones de euros. El Chateau Louis XIV tiene la apariencia de los palacios versallescos del siglo XVII, pero en realidad fue levantado recientemente después de que su anterior propietario demoliese la construcción decimonónica.

Así que detrás de sus muros de aspecto antiguo la majestuosa mansión es una vivienda moderna y de superlujo que incluye cine, piscina, pista de squash y un estanque interior de paredes transparentes. Un detalle: las fuentes se encienden con el móvil. El príncipe de 32 años adquirió el palacio en una subasta a través de una sociedad para proteger su identidad, que acaba de ser revelada por ‘The New York Times’.

Y no es su propiedad más cara: el yate le costó 423 millones de euros, y otro tanto el ‘Salvator Mundi’, atribuido a Leonardo da Vinci y que adquirió recientemente en una subasta de Christie’s en Nueva York. Salman fue también noticia hace unas semanas por mantener ‘encarcelados’ en el Hotel Ritz Carlton de Riad a decenas de príncipes, ministros y magnates saudíes, en una campaña anticorrupción que la prensa occidental considera una purga para eliminar a sus potenciales enemigos antes de convertirse en rey.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos