Gente de Malaga

Buscando un lugar para el 'sí, quiero'

fotogalería

Hacienda Nadales / Rosario Galacho

  • Iglesias con solera como Santa María de la Victoria y los Mártires, fincas históricas y enclaves a pie de playa, los espacios más solicitados por los malagueños para casarse

La primera elección que hace una pareja cuando toma la decisión de casarse, antes que la fecha a veces, es el lugar en el que celebrarán el sí quiero. Sea por lo Civil o pasando por Vicaría, lo cierto es que este aspecto marca la pauta para el resto de preparativos. Los motivos para escoger uno u otro sitio tienen a menudo tienen que ver con las creencias personales, con tradiciones familiares, vinculaciones emocionales, con la estética de los espacios o directamente con las modas que cada año se imponen en el sector.

En la provincia de Málaga se celebran en torno a 5.000 enlaces cada año, una cifra un 20% menor a los años anteriores a la crisis. En 2014, por ejemplo, se celebraron 5.442 matrimonios en la provincia, de los cuales el 68% fueron civiles y un 31% católicos. Las bodas de otras religiones apenas representaron el 1% del total, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

A pesar de la liturgia grandilocuente y la solemnidad de las bodas religiosas, la Iglesia Católica pierde año tras año fieles que quieran comprometer su amor ante el Dios cristiano. Aún así, los que eligen el rito romano suelen tener muy claro el templo en el que unir sus vidas para lo que dure la eternidad. En Málaga hay una parroquia que desde hace años se sitúa en el primer puesto de podio en cuanto a solicitudes para celebrar bodas, se trata de la Basílica de Santa María de la Victoria. No se sabe si es porque ser la patrona de la ciudad o por una tradición de generaciones, el caso es que según datos del Obispado de Málaga, en cuanto se abren los libros para reservar fecha para el siguiente año (en el mes de marzo) los días disponibles se agotan en seguida. Le sigue de cerca la Parroquia de los Santos Mártires, para la que también suele haber cola. El Sagrario de la Santa Iglesia Catedral es el tercer espacio con más demanda, seguido por la perchelera Iglesia del Carmen. En todas ellas se suelen celebrar dos bodas cada sábado, tres a lo sumo.

En el resto de la provincia, la Iglesia de la Encarnación de Marbella es la que más demanda de fechas registra, con una diferencia importante con respecto al resto de templos de Málaga. En ella se dan el sí quiero numerosas parejas extranjeras y son habituales los matrimonios mixtos, que celebran el enlace en dos idiomas. Lo mismo ocurre con la de El Salvador de Nerja, la segunda en solicitudes, y con la de San Isidro en Benalmádena. Los meses que van de mayo a octubre se llenan en cuanto se abren los libros de reserva.

En cuanto a los enlaces civiles, casi siete de cada diez del total, la mayoría se celebran en espacios al aire libre, especialmente en fincas con sabor histórico. Puesto que el Ayuntamiento de Málaga sólo ofrece la posibilidad de oficiar bodas en el Salón de los Espejos del Consistorio y en el Jardín Botánico de la Concepción (exclusivamente en los meses estivales), muchas parejas acuden primero a regularizar el expediente matrimonial al registro para celebrar luego una especie de puesta en escena de la ceremonia. Además de La Concepción registran una alta demanda la Hacienda Nadales, Él Álamo y el Castillo de Santa Catalina, según cifras del sector.

El fotógrafo de bodas Fran Ocaña, de Evenpic, asegura que “es muy habitual que un oficiante haga de maestro de ceremonias del enlace, con los novios ya casados previamente”. “Las parejas buscan sobre todo la belleza del enclave y que sea una ceremonia emotiva y cargada de significado para ellos”. Del mimo modo, Ocaña confirma que los espacios al borde del mar, sobre todo los clubs de playa de los hoteles con más renombre de la Costa del Sol, continúan en los primeros puestos del ranking en la provincia. La Cabane, Puro Beach, Guadalpín Banús y Trocadero Playa, entre otros, suelen copar sus fechas disponibles para verano con facilidad.

La wedding planner Pilar Martínez asegura que en la Axarquía se suele desplazar el concejal pertinente a la finca en la que se celebra la boda. “Nueve de cada diez enlaces se realizan en el mismo lugar del banquete para mayor comodidad de los invitados”. También en la zona este de la provincia tienen tirón los espacios a pie de playa, como Cortijo Laguna Chico y Café del Mar.

Las modas que llegan de fuera, fundamentalmente desde América, han impuesto un tipo de ceremonia civil en el que importa más el envoltorio, la forma, que el fondo. Así, por ejemplo, la wedding planner Paloma Lejárraga, de Con Mucho Gusto Wedding Planner, afirma que para la temporada que arranca tiene numerosas peticiones para ceremonias bajo un árbol. “Ven fotografías de lugares idílicos y nos piden que busquemos enclaves parecidos”, aduce.

Hasta que el notario nos separe

La primera boda ante notario en la provincia de Málaga, y una de las primeras de España, tuvo lugar el pasado 18 de septiembre, dos meses después de que el Gobierno aprobase la Ley de Jurisdicción Voluntaria que autoriza a los fedatarios a casar y también a divorciar (con algunas restricciones).

El club de playa La Cabane fue el primer lugar en acoger un enlace ante notario en la provincia, en una boda que organizó el equipo de la wedding artist Sira Antquera, de Sí!Quiero. “A veces cuesta cuadrar la agenda del lugar de celebración, la de la pareja y sus invitados, y la de las autoridades pertinentes, con esta medida se eliminan trabas burocráticas”. No obstante, el Colegio Notarial de Andalucía precisó que en estos momentos sólo se ha producido una aplicación parcial de la ley, ya que la tramitación del expediente matrimonial se sigue realizando en los registros y así será hasta junio de 2017. Desde este organismo señalaron que aún hay pocas solicitudes para este tipos de servicios, cuyo coste ronda los 120 euros, prácticamente lo mismo que en la mayoría de ayuntamientos.