Gente de Malaga

El armario de Jenny Mandera

Para el día a día Jenny Mandera se decanta por uno de sus estampados favoritos, el eterno print de rayas marineras. Lo declina en un vestido entubado de largo midi y lo conjuga con unas sneakers flúor de Nike.
Para el día a día Jenny Mandera se decanta por uno de sus estampados favoritos, el eterno print de rayas marineras. Lo declina en un vestido entubado de largo midi y lo conjuga con unas sneakers flúor de Nike. / R. M.
  • Para la bailarina y cantante moda es creatividad y libertad. Sus eclécticas referencias van de Chanel a Beyoncé

Lleva ya 12 años en Málaga pero su estilo sigue llamando la atención cuando anda por la calle. Quizás sea por su pelo color salmón o por sus vibrantes ojos azules. La verdad es que Jenny Mandera se divierte con la moda y no teme a las reglas. «Las reglas de la moda están para romperlas». Se sincera, entre risas, mientras relata su pasado lleno de historias. Nacida en Suecia, esta bailarina, cantante y actriz lleva la moda en sus genes. Sus abuelos eran costureros polacos que emigraron a Suecia huyendo de la 2ª Guerra Mundial. Una generación de personas fuertes que le han marcado la infancia y juventud. «Empecé ballet clásico con 5 años pero en la adolescencia me decidí por la danza. Quería estar en Broadway». En los 80, Jenny Mandera tenía claro que quería seguir los pasos de sus ídolos en las películas ‘Chorus Line’ o ‘Flashdance’. De aquella época dice gustarle todo y la moda no es una excepción.

Al contrario de lo que piensa la mayoría, Jenny está de acuerdo con los expertos que empiezan a ver la década de 80 como fuente de inspiración. Lentejuelas, brillo y color tienen fuerte presencia en su armario. Así como los estampados y las texturas como el cuero, la piel o el terciopelo. Otra de sus pasiones son los zapatos. Puede que no sea como Carrie Bradshaw en la mítica serie ‘Sexo en Nueva York’ pero Jenny confiesa que ya hizo locuras por un stiletto. Concretamente, unos de vinilo transparente color amarillo de la marca Bimba&Lola.

Por estos zapatos, Jenny llegó a contactar con distintas tiendas en toda España hasta que localizó la talla que buscaba on-line. «Eran de un número más pequeño pero aquellos zapatos me volvían loca así que los compré». Ahora es su pequeño tesoro entre los más de 200 pares que posee.

Para Mandera, la moda es arriesgar. Una máxima que lleva a otros contextos, por ejemplo, el profesional. Acaba de estrenar su web donde presenta looks con las tendencias que aún quedan por llegar. «En Málaga hay pocos sitios donde encontrar la moda más puntera. Quizás en Óptica Visual y Hoss Intropia». Viajera incondicional, vive a caballo entre Londres y Málaga. Y es en Inglaterra donde ha encontrado dos de sus grandes influencias, las cantantes Rita Ora y Jessie J. «Me siento muy identificada con las dos porque se atreven con todo a la hora de vestir». En Málaga, su relación con la música también es intensa. Hace poco más de un año participó en el videoclip del grupo Dry Martina como estilista personal para la cantante Laura Insausti.

Temas