El doloroso pasado de la malagueña Coral González, la chica de 'Claro que sí, guapi'

Demuestra su pasión por la gimnasia y la danza /INSTAGRAM
Demuestra su pasión por la gimnasia y la danza / INSTAGRAM

La modelo de 21 años admite en una revista que su infancia y su adolescencia fueron muy difíciles debido al fallecimiento de su padre

SUR

A sus 21 años, la fama le ha llegado por el anuncio de televisión de 'Chicfy' y, sobre todo, por una frase '¡Claro que sí, guapi!', que dice mientras se marca un baile al estilo reggaeton. Pero detrás de esta imagen, se encuentra una joven con las ideas muy claras y con una carrera muy enfocada, tanto que incluso rechazó participar en la última edición de 'Gran Hermano VIP'.

Se llama Coral González, nació en Marbella, pasó gran parte de su niñez y juventud en Valladolid y ahora lleva varios años en Madrid intentando labrarse un futuro. Un entrevista en la revista Lecturas esta semana, cuenta su lado menos conocido. Todos la llaman con todo tipo de motes en referencia al anuncio, nadie parece conocer su nombre. «Soy 'la guapi', la 'claro que sí, guapi', o 'la chic chic'. Es como si más que una persona fuera una marca», afirma molesta. Sin embargo, asegura sentirse feliz en esta nueva etapa de su vida, muy distinta a su adolescencia, cuando vivió momentos realmente dramáticos.

La joven admite que su infancia y su adolescencia fueron difíciles, debido al fallecimiento de su padre y al hecho de tener que criarse sin su figura paterna. González asegura que el dolor que sentía le llevó a refugiarse en la gimnasia y la danza, hasta el punto de que estuvo a punto de participar en las olimpiadas en 2012. Sin embargo, no logró su objetivo. En honor a su padre, Coral se hizo en la muñeca un tatuaje de una paloma al cumplir la mayoría de edad. «Me tatué cuando tenía 18 años y lo hice por mi padre. Quiero pensar que él está volando por ahí, en el cielo. Y que me acompaña y me cuida», explica en la citada revista.

En cuanto a su faceta de actriz, la joven asegura que nunca fue tan fácil como ahora, que ya ha alcanzado la fama. «Me han echado de castings por mi estatura, por tener pecho, culo... ¡Es una pena!», explica. Ahora, sin embargo, está mucho mejor considerada, por lo que tiene intención de seguir preparándose para triunfar en el mundo de la interpretación.

El anuncio de Chicfy le llegó casi de casualidad, como ocurre casi siempre en estos casos. Una amiga suya le avisó del 'casting' y, según ella misma apunta, solo tuvo que enviar unas fotografías. Finalmente fue seleccionada. Lo que nunca podía imaginar era la repercusión que ese trabajo iba a tener, ni que la frase que dice en el anuncio: '¡Claro que sí, guapi!' se iba a convertir en viral. No obstante, y a pesar de la fama que le ha aportado este anuncio, Coral tiene muy claro que, por el momento, no quiere ser una 'chica TV'.

La joven marbellí tiene una pasión: la danza y quiere también centrarse en su carrera como actriz. Cuenta en Lecturas que su novio Brian le ayuda a mantenerse en forma y cuenta con el apoyo de su madre, que siente un profundo orgullo por su hija. Además, confiesa que no se priva de su debilidad: cada noche se zampa un bocadillo de nocilla.

Fotos

Vídeos