Cien mil euros de multa por las fotos de Kate en 'topless'

Cien mil euros de multa por las fotos de Kate en 'topless'

Los duques de Cambridge reclamaban 1,5 millones por aquellas imágenes que la revista 'Closer' vendió como «exclusiva mundial»

PEDRO MUÑOZ

Justo un día después de anunciar el embarazo de su tercer hijo, Kate Middleton vuelve a ser noticia después de que ayer la justicia francesa condenara al semanario 'Closer' a pagar a ella y a su esposo, el príncipe Guillermo, 100.000 euros de multa por la publicación en 2012 de unas fotos en 'topless' de la duquesa de Cambridge mientras la pareja se encontraba de vacaciones en el castillo de Autet, en la Provenza. Las imágenes de los pechos desnudos de la duquesa ilustraron a toda plana la portada de la revista gala de cotilleos y dieron la vuelta al mundo. El matrimonio consideró las fotografías un atentado intolerable contra su intimidad y demandó a 'Closer' por daños y perjuicios. Los abogados de Kate y Guillermo solicitaban una indemnización de 1,5 millones de euros, una cantidad que los jueces del Tribunal de Nanterre han rebajado sustancialmente. Además, la responsable de redacción de la revista, Laurence Piau, y el director de la publicación, Ernesto Mauri, tendrán que abonar una multa de 45.000 euros cada uno, la máxima posible por el delito por el que fueron juzgados. Los magistrados no han tenido en cuenta los argumentos de los abogados de 'Closer', que defendieron la «buena imagen» que daba del matrimonio el 'topless' de la esposa del heredero británico: «Unos enamorados felices, dejando que el sol acaricie la belleza. Una mujer joven y bella, que no tenía nada que ocultar, dejando que el sol acariciase sus senos».

Los letrados de los príncipes subrayaron, por su parte, el «acoso, particularmente doloroso» a la pareja, presentada como una «víctima» de «predadores agresivos» pertrechados de teleobjetivos. De hecho, el propio príncipe Guillermo escribió que el caso le recordaba «al acoso que llevó a la muerte a mi madre» y se quejó del modo «clandestino» en el que fueron tomadas las fotografías, a su juicio, «una violación de nuestra privacidad». Las famosas imágenes venían acompañadas en la portada con un titular que decía: 'Oh my God, las fotos que darán la vuelta al mundo'. No se equivocaron... a pesar de que el Palacio de Kensington intentó evitar que se publicasen en más medios.

Fotos

Vídeos