Belén Esteban, por fin, al volante

Esteban, conduciendo./
Esteban, conduciendo.

Después de suspender en varias ocasiones y de cambiar de autoescuela otras tantas veces, acaba de superar por fin la prueba práctica

De todos los retos a los que se ha enfrentado en su vida, el de conseguir la licencia de conducir ha sido el más duro. Así lo asegura al menos Belén Esteban, quien después de someterse en varias ocasiones a los exámenes de tráfico y de suspenderlos, y de cambiar de autoescuela otras tantas veces, acaba de superar por fin la prueba práctica con que culmina el largo proceso. Un amigo de su hija, Andrea, la ha inmortalizado sonriente al volante, una imagen hasta ahora inédita en la colaboradora televisiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos