Diario Sur

Sale a la luz el desconocido drama de Carmen Borrego

Carmen Borrego
Carmen Borrego
  • El reality de 'las Campos' ha hecho que la hija más desconocida de María Teresa se convierta en un nuevo personaje del corazón

Carmen Borrego, la hija más desconocida de María Teresa Campos, se ha convertido en un personaje popular tras su paso por el reality de 'Las Campos'. Carmen siempre ha estado en un discreto segundo plano, pero el programa en el que se seguía el día a día de las Campos la dio a conocer y, ahora, los focos se han posado sobre ella. De hecho, en las distintas emisiones se ha podido constatar como Carmen Borrego es una persona de lo más dicharachera, aunque tras esa alegría que la caracteriza se esconde un duro pasado que ahora ha visto la luz en un reportaje de la revista Lecturas.

Las cosas no han sido fáciles para la hermana de Terelu Campos. Así, lo publica Lecturas, que ha sido la publicación encargada de destapar el drama personal de Carmen Borrego, que comenzó con su primer matrimonio. Ella tenía tan solo 22 años y le dio el 'sí, quiero' a Francisco Almoguera, un técnico de sonido que conoció trabajando en Radiocadena España. A su familia no le gustaba esa relación, aunque de ahí salieron sus dos hijos: José María y Carmen.

Con el paso del tiempo la relación fue a peor, tanto que Carmen abandonó el domicilio familiar junto a sus hijos. El que era su marido le interpuso una demanda y la ganó, lo que provocó que a Carmen le retiraran la custodia de sus pequeños. No fue hasta unos años después cuando, ya recuperada del duro golpe, volvió a los juzgados para luchar por la custodia que al final consiguió recuperar, según asegura la revista.

En 1997 volvió a encontrar el amor con Rafael García, productor del programa 'Día a día' que presentaba su madre. Tenían formas de ver la vida diferentes y caracteres chocantes, sin embargo, fue el hombre con el que más tiempo ha estado Carmen y con el que sintió el verdadero apoyo en los momentos difíciles.

Tras la batalla por la custodia de sus hijos llegó otra igual o más dura que la anterior. En 2001 cuando tenía 34 años, sufrió un principio de ictus que le produjo una parálisis facial y fue inmediatamente ingresada en el hospital. Una vez instalada en el centro sanitario, la tragedia volvió en forma de tumor, ya que le detectaron cáncer de útero. Afortunadamente, fue intervenida de urgencia, y gracias a que la enfermedad estaba en su fase inicial, se recuperó sin problema.

La estabilidad llegó de la mano de su actual marido, José Carlos Bernal. Se casaron hace tres años y desde entonces las cosas han ido a mejor, no solo en el plano personal sino también en el personal ya que su inclusión en el mundillo de la televisión le ha traído muchas cosas positivas.