Diario Sur

Samanta Villar levanta ampollas con unas polémicas declaraciones sobre la maternidad

  • La periodista ha compartido la experiencia de su embarazo en el libro 'Madre hay más que una', dispuesta a romper tópicos y tabúes. «Tener hijos es perder calidad de vida», llega a decir

A sus 41 años, Samanta Villar, ha sido madre de mellizos mediante una ovodonación, y ha querido compartir su experiencia en un libro. La publicación, titulada 'Madre hay más que una' pretende romper los tópicos y tabúes que existen alrededor de la maternidad y de la picaresca de las donaciones. Y como es habitual en ella, la periodista se sincera sin pelos en la lengua con unas afirmaciones que no han tardado en levantar ampollas y avivar la polémica . «Hay un relato único de la maternidad como un estado idílico, que no coincide con la realidad y estigmatiza a las mujeres» que lo viven de manera distinta, ha comentado Samanta Villar en una entrevista con Efe. «Yo no soy más feliz ahora de lo que era antes», afirma, y «tener hijos es perder calidad de vida, aunque hay momentos que dices: son preciosos. Una cosa no quita la otra», sentencia.

El objetivo de Villar es contar la maternidad «de verdad», sin ocultar «la dureza, las dificultades extremas, los inconvenientes insoportables y el sacrificio estratosférico», porque según su opinión la falta de información puede llevar a tomar determinaciones equivocadas. «Nadie te cuenta lo que es en realidad la maternidad, tomas una decisión engañada». «Abandonemos ya esta idea de que la maternidad es el último escalón en la pirámide de felicidad de una mujer», proclama la autora del libro, editado por Planeta. Y añade: "Tener hijos es despedirte de tu vida anterior, y tienes que estar preparado", advierte. Ante esta realidad, la periodista aclara que adora a sus hijos, pero insiste en que es mejor ser tía que madre "porque la libertad personal permanece intacta"

¿Los motivos que la han empujado a abrir la caja de truenos? Ella misma lo explica: "Como figura pública, era una obligación hablar de esto y abrir las puertas del armario para que entrara aire fresco, ya que hay muchas mujeres que lo viven como un trauma ante el que no tienen referentes". A su parecer, "era importante que una figura pública saliera diciendo: 'mis hijos son de donación de óvulos", y veía muy necesario contar todo lo que a ella no le habían contado nunca: las enormes dificultades y sacrificios que puede hallar una madre, "un camino de rosas que no tiene nada que ver con lo que nos han contado".

Samanta Villar asegura que redactar el libro no ha sido fácil, "porque te obliga a entenderte, a aceptarte, a aprender como eres». En ese sentido, la argumenta que es un «ejercicio de honestidad», y que se «desnuda de manera mucho más íntima que en el programa de televisión».

Sobre su futuro profesional, anuncia que próximamente presentará en Cuatro un nuevo programa con un formato adaptado a su «nueva vida», en el que viajará menos. «Tendrá una parte evidencial, historias extraordinarias sorprendentes y otra cosita más que unirá todo esto», avanza.