Diario Sur

Trucos sencillos para evitar rozaduras con tus zapatos

Las rozaduras son habituales en el calzado nuevo.
Las rozaduras son habituales en el calzado nuevo. / SUR
  • Agrandarlos o eliminar los malos olores también es posible usando unos sencillos consejos en casa

Siempre que se estrenan zapatos, salvo en muy contadas ocasiones, pueden llegar las molestas rozaduras o incluso las ampollas. Pero basta seguir unos sencillos consejos en casa para evitarlas. Pero también hay trucos para secar el calzado mojado tras un día de lluvia e incluso eliminar los malos olores en las deportivas. Toma nota

Cómo agrandar los zapatos nuevos

Si un calzado nuevo nos queda demasiado ajustado hay varios trucos para agrandarlo. Uno de ellos consiste en pasarle un disco de limpiador de maquillaje empapado en alcohol para enseguida ponerse el zapato con unos calcetines gordos a la vez que se le pasa por encima el calor de un secador. Mantener el pie dentro hasta que el modelo se enfríe. Aunque también se puede frotar por dentro con suavizante de la ropa o incluso con crema hidrante, ponerse unos calcetines gordos y ya adaptarlos sin necesidad del aire caliente.

Otro truco consiste en rellenar dos bolsas con agua y meterlas dentro de los zapatos, concretamente en la zona que más aprieta. Luego se meten varios días en el congelador, aunque en casos urgentes también valen unas horas. Al sacarlo, se recomienda esperar 20 minutos a que se descongele el agua, se retiran las bolsas y directamente hay que ponérselo para adaptarlo.

Secar el calzado mojado

Un truco muy sencillo para secar cualquier tipo de calzado consiste en poner en una servilleta de papel un puñado de arena para gatos, cerrarla con una gomilla o una pinza e introducirla en el zapato. Se deja actuar durante todo un día para que absorba toda la humedad y luego se retira.

Para evitar las ampollas

Uno de los grandes problemas a la hora de estrenar un zapato son las ampollas que nos pueden producir. Para evitarlas, basta con aplicar desodorante en gel en un disco limpiador de maquillaje y aplicar el productor por dentro de todo el zapato. Tras secarse, ya está listo para usarlo sin problemas.

Eliminar los malos olores

Uno de los consejos más baratos para eliminar los malos olores en nuestro calzado, sobre todo en el deportivo, consiste en aplicar en un paño una buena cantidad de agua oxigenada y pasarlo por dentro del zapato.