Diario Sur

Chicote, a punto de vomitar en 'Pesadilla en la cocina'

Chicote, a punto de vomitar en 'Pesadilla en la cocina'
  • Unas sardinas en mal estado hicieron que el chef tuviera que abandonar los fogones del establecimiento de su último programa. "Estaban para llevarse a alguien al hospital", advirtió

Nueva pesadilla para Alberto Chicote en los fogones. En el programa de ayer, el televisivo chef -que ya está acostumbrado a ver casi de todo- visitó el restaurante ‘María la portuguesa’, situado en el centro de Madrid y especializado en platos del país luso. Una vez más, allí dentro se encontró con muchas asignaturas pendientes. Una de ellas de gran gravedad hasta el punto de que casi hace vomitar al cocinero. En concreto, unas sardinas en mal estado que casi dejan KO al responsable del 'reality' de la Sexta. “Me están dando arcadas”, dijo Chicote al olerlas para, acto seguido, tener que abandonar la cocina por unos instantes para huir de ese desagradable olor “a mierda”, como él mismo lo definió. “Estaban para llevarse a alguien al hospital”, advirtió.

Pero el problema en el local iba mucho más allá de la comida ofrecida. Los trabajadores y el servicio, muy deficiente, dejaban mucho que desear. “Ni dios ha hecho ni el huevo, tendréis lo que os merecéis: cerrar”, les dijo Chicote.

Al servicio caótico y a la inexperiencia de los cocineros se unía la dejadez de uno de los socios que se paseaba por el restaurante sin saber qué hacer. Detectado este problema, Chicote quiso intervenir y llevó a María, la dueña del restaurante, a su local Yakitoro para presentarle a su mujer, uno de los pilares más importantes en el éxito de su restaurante, según explicó.

La charla de Chicote sirvió para que la dueña abriera los ojos y decidiera situar a su marido al mando de la sala de su restaurante de cara a la reapertura del local. Impresionados por la reforma del equipo del programa y con una oferta gastronómica más especializada, el nuevo 'Cheesespain' aspira a empezar de cero ahora.