Diario Sur

El falso millonario ruso que ha puesto en entredicho la credibilidad de los influencers de Instagram

El falso millonario ruso que ha puesto en entredicho la credibilidad de los influencers de  Instagram
  • Boris Bork era toda una estrellas de las redes en Rusia hasta hace unos días cuando se desmontó la cuenta social

Boris Bork era un envidiado millonario ruso, que contaba con más de 16.000 seguidores en Instagram que seguían diariamente la lujosa vida de este hombre de 65 años. Era toda una estrella de las redes, el equivalente del italiano Gianluca Vacchi pero en su versión rusa, se habla en pasado porque hace unos días se ha desvelado que la cuenta de Boris Bork es una farsa.

La noticia la ha dado el propio creador de este perfil: Roman Zaripov. Zaripov es un joven de 23 años especialista en Marketing que quería demostrar cómo es posible convertirse en influencer en las redes y dar una imagen que no es real. Así contrataron por un módico precio a un jubilado ruso con el que quedaban los fines de semana para las sesiones de fotos, con las que tendrían las imágenes para toda la semana. Así, Roman Zaripov y un amigo hicieron experimento con este jubilado al que le crearon una imagen de un millonario y gastando solo 800 dólares.

La idea surgió, según contó Zaripov, cuando él y su colega leyeron en el mes de marzo un artículo en el que se comentaba cómo crear a una estrella en las redes sociales. "Tras 15 minutos de búsqueda en VKontakte, encontramos a un abuelo perfecto. Alquilando un piso de una solo habitación en Jimki (una localidad en la región de Moscú) y viviendo solamente de su pensión, él está lejos de la imagen de un ricachón, pero tiene una apariencia muy buena y fresca", señaló Roman Zaripov, que tras seis meses con este experimento ha concluido que le sigue sorprendiendo "cómo, gastando 800 dólares en dos meses, se haya podido lograr que decenas de miles de personas adultas creyeran en alguien que no existe".