Diario Sur

'La cobra' de Bisbal a Chenoa desluce su reencuentro

Vídeo

  • El almeriense evita un beso de su 'ex' ante cuatro millones de espectadores en el concierto que cerró la reunión de los 'triunfitos'

Era el momento más esperado de la gala. Cuando Chenoa y Bisbal subieron al escenario a cantar 'Escondidos', todo el Palau Sant Jordi y buena parte de quienes seguían el concierto desde sus casas contuvieron la respiración. El morbo por volver a ver juntos a la que fue la pareja estrella de la primera edición de 'Operación Triunfo' ha alimentado el interés por 'El Reencuentro', el programa con el que Televisión Española ha celebrado el 15 aniversario del concurso que pulverizó todos los récords de audiencia.

Pero, llegado el momento decisivo, Bisbal le hizo 'la cobra' a Chenoa... y a más de cuatro millones de telespectadores. Después de cantar 'su canción' con gran profusión de gorgoritos pero ni rastro de la química de antaño, los dos se acercaron al centro del escenario para entonar el último verso. El almeriense tomó la palabra para decirle a la que fue su novia que «siempre te he tenido mucho cariño» y que «ha sido un privilegio revivir esta canción contigo». Pretendía ser una declaración emocionada, pero sonó impostada y hueca. «Que lo sepa la gente, por favor», apostilló, dejando claro que el mensaje iba dirigido a acallar las críticas del público a la frialdad que ha exhibido con su 'ex' a lo largo de todo el programa.

La aludida bajaba la mirada con una sonrisa que delataba más nerviosismo que satisfacción. Y entonces pasó. La pareja se fundió en un largo abrazo, la cámara les enfocaba en primer plano. Al separarse, ella trató de robarle un beso, pero el almeriense retiró velozmente la cara. Lo que vulgarmente se llama 'hacer la cobra'. La cara de Chenoa era un poema. Y la del público en sus casas probablemente también. Twitter no tardó en arder con mensajes mordaces bajo el hashtag #LaNocheCobra. Hasta Íñigo Errejón comentó la jugada: «Bisbal tratando a Chenoa como Rajoy al PSOE».

La imagen, que hizo recordar a algunos aquella estampa de la cantante en chándal anunciando su ruptura en el portal de su casa, fue la guinda a un recital tedioso y marcado por los problemas de sonido. No obstante, el concierto con el que 'Operación Triunfo' ponía punto y final a su regreso logró ser la segunda emisión no deportiva más vista de la temporada.