Diario Sur

La estrafalaria anécdota sexual de Robbie Williams que dejó perpleja a la TV británica

Robbie Williams y su anécdota sexual más estrambótica
  • El cantante sorprendió al público con una descarada confesión durante una entrevista con Graham Norton con motivo de la salida al mercado de su nuevo disco

Robbie Williams vuelve a ser actualidad. El cantante está estos días de promoción con motivo de la salida al mercado de su nuevo disco, ‘The Heavy Entertainment Show’. Sin embargo, el ex Take That, ha salido a la palestra y no precisamente por sus canciones. Su espontaneidad -algo a lo que están ya acostumbrados sus fans- ha ido más allá esta vez con una descarada confesión que ha dejado perpleja a la televisión británica. Y es que durante su entrevista en ‘The Graham Norton Show’, el artista ha desvelado una comprometida anécdota de índole sexual en presencia de otros invitados como Justin Timberlake y Anna Kendrick, que no podían creer lo que estaban escuchando de boca de Williams, que vuelve a demostrar que no tiene pelos en la lengua.

“¿Qué es lo más raro que te ha dado un fan?”, le preguntó el presentador durante la relajada charla. Y él le espetó: “Herpes”. Acto seguido explicó su extravagante respuesta: un encuentro inesperado con una mujer en un castillo. Al parecer, Robbie acostumbraba a alquilar un espacio en un castillo para ensayar de cara a su gira. Una mañana, estando en la cama, se despertó al oír a una chica que identificó como una asistenta en su habitación. “Estaba a los pies de mi cama con una plumero”, relató. Tras una breve conversación -según contó- la mujer se ofreció a masturbarle. Al hablar con la propietaria de dicho castillom ésta le informó de que no tenía en nómina a ninguna asistenta. “¡Así que una mujer entró con un plumero, me masturbó y se marchó!”, exclamó ante una audiencia atónita.