Diario Sur

David Leo, concursante malagueño de Pasapalabra, se lleva el bote más alto de la historia de Telecinco: 1,8 millones de euros

David Leo.
David Leo. / Telecinco
  • Con el dinero espera cumplir su sueño de viajar con su novia a Japón, montar una librería-café y una academia de 'saberes inútiles'

David Leo, el concursante malagueño de Pasapalabra, lo ha logrado y se ha llevado el bote récord de 1,8 millones de euros del programa y de Telecinco.

Tras más de cien programas, David Leo, que ya es uno de los participantes históricos de Pasapalabra, ha conseguido llevarse el gran premio de esta noche. Un dinero con el que espera cumplir su sueño de viajar con su novia a Japón, montar una librería-café y una academia de ‘saberes inútiles’ donde, asegura, permitirá que especialistas del ámbito de las Humanidades tengan un espacio en el que transmitir o intercambiar conocimientos.

Con la palabra ‘Ranzón’, respondiendo a la pregunta ‘Rescate, dinero que se da para redimir a un cautivo’, David ha contestado hoy correctamente a las 25 definiciones del emblemático concurso en una jornada en la que ha contado con la ayuda, en la primera fase, de la presentadora Paz Padilla y Sete Benavides, Diploma Olímpico en Piragüismo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

Esta entrega de Pasapalabra, espacio que presenta Christian Gálvez de lunes a viernes a partir de las 20. 15 horas en Telecinco, desbanca al último récord económico de los concursos en la historia de la cadena: el bote ganado por Juan Pedro Gómez también en ‘Pasapalabra’ el 13 de julio de 2013.

El joven malagueño, que actualmente reside en Barcelona con su novia, estudió Filología Hispánica y trabaja como profesor de español para extranjeros a los que ejercita con roscos como el de ‘Pasapalabra’ para que amplíen su vocabulario. Su verdadera devoción son las palabras: fue el ganador más joven de la historia del Premio Hiperion de poesía con 17 años y es habitual su presencia en recitales. De hecho, uno de sus sueños sería poder recitar en el Festival de Poesía de Medellín en Colombia. Además, es un apasionado del cine, el ajedrez, la cocina, y los campeonatos de Trivial que juega dos jueves al mes.

En 2013 David comenzó a prepararse para concursar en ‘Pasapalabra’ realizando de forma virtual multitud de roscos y apuntando palabras que clasificaba por campos semánticos y por letras. En diciembre de 2015 consideró que ya estaba preparado y decidió presentarse al casting del concurso. No obstante, Pasapalabra no ha sido su primera experiencia en televisión. Con 18 años estuvo en el concurso Gran Slam, también participó en Avanti y en Saber y Ganar.