Diario Sur

«Mi edad no es la más adecuada para tener hijos»

«Mi edad no es la más adecuada para tener hijos»
  • Anne Igartiburu ha sido madre de Nico a los 47 años, Ana Rosa Quintana dio a luz a sus gemelos a los 48, Irma Soriano a los 49... Las famosas se apuntan al carro de la maternidad tardía

Justo el día en que Lina Álvarez, una médica de Lugo de 62 años, anunciaba que estaba embarazada y que será madre por tercera vez a mediados de octubre de una niña que se llamará como ella-«me siento como una mujer de 30 años, feliz. Mejor imposible», confesaba-, Anne Igartiburu, otra mamá tardía, reconocía que sus 47 años «no son la edad más adecuada para tener hijos». Su pequeño Nicolás, de tres meses y que nada tiene que ver con el de la tele, es el primer hijo biológico de la presentadora con el director de orquesta Pablo Heras-Casado. Aunque la que lleva la batuta en casa, como buena «amatxu» es ella. ¿Por qué? «Por motivos obvios de matriarcado y logística (risas)», confesó a este periódico una vez.

Anne, la mujer que más veces ha dado las campanadas, justificó no haber dado la suya y tener un hijo antes por no haber encontrado al compañero perfecto. «Es un proyecto de pareja y hasta que no he tenido una con la que compartirlo tampoco he podido, y no he debido, y por eso he pensado que había otras formas de ser madre». Tiene otras dos hijas, Noa y Carmen, de origen vietnamita e indio, que adoptó cuando eran pequeñas. La presentadora vasca asegura que ya se planta con la familia numerosa (ahora podrá disfrutar de descuentos) y que no está entre sus planes tener más retoños: «Está más o menos escrito que no». Aunque nunca se sabe, y si no que se lo digan a Ana Rosa Quintana, que puede presumir de ser una madre todoterreno a los 60 años con sus gemelos Juan y Jaime, de 11.

Mientras tanto, Igartiburu cambia pañales a todo meter. «Los primeros meses son duros. Tienes que saber que te tienes que levantar cada tres horas, que no duermes y no tienes tiempo. Pero es cuestión de organizarse», presumió durante la Madrid Fashion Week. En su caso, ella ha optado por dar la teta a su bebé: «Es una decisión muy personal y me parece bonito, sano y necesario para un peque, pero hay niños que crecen sin pecho y están igual de bien». Su sonrisa revela que está en su mejor momento personal: «Estoy tan feliz. Todo llega. Hay que tener paciencia».