El viaje a Hollywood empieza en el Festival de Málaga

El malagueño F. J. Arranz, en el centro en primera fila, junto con el resto de miembros del programa Málaga Talent. /MIGUE FERNÁNDEZ
El malagueño F. J. Arranz, en el centro en primera fila, junto con el resto de miembros del programa Málaga Talent. / MIGUE FERNÁNDEZ
Málaga en Español

El programa Málaga Talent, ideado por Antonio Banderas y Juan Antonio Vigar, une a jóvenes talentos del cine latinoamericano y europeo

FERNANDO MORGADOMálaga

Aprovechan su hora de descanso para tomar el sol en los bancos del Palmeral de las Sorpresas. Parecerían una excursión más de jóvenes turistas si no fuese porque están dentro del recinto del MAFIZ (Málaga Festival Industrial Zone, el área del certamen dedicada a los encuentros de la industria cinematográfica) en el recinto portuario, justo al lado del impresionante crucero 'The World'.

En realidad, son algunas de las grandes promesas del cine latinoamericano y europeo, que han sido elegidas para formar parte del programa Málaga Talent, una iniciativa ideada por Antonio Banderas y el director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar. Llegaron a la ciudad tres días antes del comienzo del certamen procedentes de once países diferentes: Brasil, Colombia, Ecuador, España, Francia, Italia, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Todos se encuentran en la franja de edad entre los 20 y los 30 años y tienen en común que ya han hecho sus primeros pinitos en alguna producción. «Buscábamos chicos con alguna experiencia y que de alguna forma estuviesen avalados por la industria», explica Silvia Iturbe, responsable de Málaga Talent, que ha preparado un intenso programa para los 20 jóvenes, a los que se escogió a través de los ministerios de los diferentes países, así como gracias a algunos festivales.

El objetivo de Málaga Talent es claro: «Queremos que tengan una visión global de lo que es la industria audiovisual. Que conozcan la producción, promoción y distribución de una película, cómo funciona un festival por dentro y que aprendan a hacer 'networking', añade Iturbe, que vive unos días muy intensos como 'monitora' de los jóvenes. El sábado estuvieron presentes en la clase magistral que impartió Guillermo del Toro y el domingo recibieron la visita sorpresa en su hotel de Juan Antonio Bayona. Además, han formado equipos para grabar diferentes cortos durante su estancia en Málaga con el requisito de que la ciudad tenga una presencia importante en los trabajos.

Entre los 'elegidos' hay un malagueño, F. J. Arranz, que ha ejercido de director de fotografía en la película 'Este amor es de otro planeta', presentada el lunes en la sección '5 minutos de cine'. Arranz, de 28 años y formado en la Escuela de Cine de Málaga, no es ajeno al Festival de Málaga, pues es uno de los responsables del proyecto 'Akemarropa', un film improvisado y rodado durante la pasada edición.

La experiencia junto a sus compañeros internacionales le está sirviendo para reafirmar su apuesta por el cine como futuro profesional. «La dirección y la dirección de fotografía son las facetas que más me atraen. Me gustan muchos tipos de cine, aún no creo que tenga un estilo definido, sigo probando cosas. Lo bueno de Málaga Talent es que todos nos encontramos en momentos parecidos de nuestras carreras, estamos dando nuestros primeros pasos», comenta el malagueño, que por ahora es cauto con sus sueños y se conforma con «seguir en el mundo del cine». «Y si puedo hacerlo en Málaga, mejor», añade.

El peruano Franco Finocchiaro, también de 28 años, conoció el proyecto Málaga Talent a través del ministerio de Cultura de su país. En este momento se encuentra en la etapa de postproducción de su ópera prima, 'Larga distancia'. «Es una analogía entre la adolescencia y la adultez en la que un padre y su hija se enamoran al mismo tiempo y se comparan las diferencias entre el amor en diferentes etapas de la vida», explica Finocchiaro, que ha llevado su trabajo a festivales tan importantes como el de La Habana. En su experiencia como 'talent' se le ha abierto un nuevo mundo en Málaga. «Es la primera vez que voy a un festival no solo a ver las películas. Aquí también nos enseñan esa parte de industria tan importante y que a mí, como cineasta, me interesa tanto para realizar mis películas», apunta. A la hora de preguntarle por sus referentes, el peruano lo tiene claro y elige al español Jonás Trueba, pero cuando se le pregunta por su sueño, duda. «No me marco un objetivo claro, sino que prefiero disfrutar del proceso de aprender, de chocarme con paredes y darme cuenta de que el camino es difícil, pero al mismo tiempo inspirador».

El arte como búsqueda

Algo parecido opina uno de los ocho españoles del programa. Irene Cruz, madrileña residente en Berlín de 30 años, entiende el arte como «una búsqueda» y por eso no se autoimpone ninguna meta. «Para mí este proceso con el que poco a poco subes de escalón es lo realmente satisfactorio. Mi sueño es poder trabajar en películas que me gustan», comenta Cruz, que ya conocía la ciudad e incluso había mostrado sus trabajos de videoarte en el Museo Carmen Thyssen. La madrileña ha tenido que compaginar la programación de Málaga Talent con la presentación de la película 'Diana' en la que se ha encargado de la dirección de fotografía, faceta en la que se quiere especializar. De la clase magistral de Guillermo del Toro se queda con una frase: «Hay que saber un poco de todo y mucho de algunas cosas».

Entre los miembros más jóvenes del grupo de talentos destaca la francesa Julia Pomodoro, que con 15 años ya estudiaba cine en Barcelona y tres años después se graduaba en la Catalonia Film School. Ahora trata de sacar adelante su cortometraje 'Hora azul', que retrata una relación de amor-odio entre hermanas. Para Pomodoro, la convivencia con el resto de compañeros está siendo lo más provechoso de la semana en Málaga. «Nunca he estado en contacto con gente tan diversa y eso me aporta mucho», asegura la joven, que aún no considera que esté «dentro» de la industria: «Una vez que me haya hecho un sitio, me pondré otras metas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos