'El mundo es suyo': Don Quijote y Sancho Panza con caspa y poca vergüenza

'El mundo es suyo': Don Quijote y Sancho Panza con caspa y poca vergüenza
FRANCIS SILVA
Crítica

El crítico de cine de SUR analiza la cinta de Alfonso Sánchez, proyectada este miércoles en el Festival de Málaga

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

La comedia sigue sacando cabeza en el Festival de Málaga. Aunque con 'El mundo es suyo', más que cabeza, lo que sobresale es la cara. La jeta que tienen sus protagonistas, Fali y Rafa (encarnados por Alfonso Sánchez y Alberto López), que vienen a ser la versión complementaria y pija de El Cabesa y El Culebra, los quinquis protagonistas de la fresca e irreverente 'El mundo es nuestro'. Esta comedia, dirigida por el propio Sánchez, no es una continuación, pero sí forma parte de la misma saga al presentarnos esta vez una versión casposa y sin vergüenza de Don Quijote y Sancho Panza. Precisamente ese descaro irrespetuoso es el gran valor de esta película con momentos desternillantes que, desafortunadamente, no deja de ser una anécdota en lo argumental.

Los personajes que ambos actores soltaron en YouTube tienen así su nueva versión cinematográfica que, a diferencia de la primera cinta realizada sin medios y que triunfó en el Festival de Málaga, se ha realizado con más lujo y brillantez en pantalla. Y utilizando a estos dos caraduras y 'vivilavida' para repartir estopa al españolazo, al macho alfa, al señorito andaluz, a los políticos corruptos, a la iglesia, a los 'indepes', a los perro flautas, a los okupas, a los republicanos, los 'podemitas' y los peperos, los taxistas y los 'cabifys', el fútbol y hasta la prensa. Nada se libra en 'El mundo es suyo' que afila su sarcasmo para ridiculizar las contradicciones de la España actual.

La comedia nos regala escenas y personajes para el recuerdo, como el chirigotero José Luis García Cossío, más conocido como 'El Selu', que da vida a un impagable taxista. La crítica a través del humor más irreductible es lo mejor de esta película que muestra su inconsistencia y endeblez en la peripecia de estos dos herederos del esperpento nacional que nos enseñan que, por mucha crisis y muchas lecciones que nos dé la realidad, el pelotazo sigue siendo un valor en alza. Lástima que el mensaje se quede en una sucesión de gags más o menos brillantes.

Eso sí, la película ya ha conseguido eso que tanto ansían sus protagonistas. El filme ha dado ya su pelotazo ya que 'El mundo es suyo' llegará en junio a la cartelera con un padrino con posibles, la distribuidora Warner, que ha visto el tirón comercial de esta subversiva película. Aunque su relato carezca de una mayor ambición cinematográfica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos